LO SUCEDIDO EN PIOJÓ

* No es ético aprovechar el dolor que están viviendo los habitantes de ese municipio para hacer politiquería.

Piojo tiene las mayores elevaciones del departamento del Atlántico y su territorio es relativamente quebrado, en el que se destaca el Cerro de la Vieja -una prolongación de la Sierra Nevada de Santa Marta-. Además, es el municipio atlanticense que más arroyos tiene, entre los que se encuentran Arroyo Grande, Antón, Capiro, Chiconavia y Guacamayo, los cuales son usualmente aprovechados por sus habitantes para realizar extracción manual de arcilla o barro, para la elaboración artesanal de objetos. Se trata de una actividad histórica heredada de la tribu Mocaná, que ha trascendido de generación en generación en estas comunidades, como una forma de conseguir el sustento diario.


Los deslizamientos registrados en Piojo, según expertos de la Corporación Autónoma Regional del Atlántico (CRA), se deben a que la condición de las rocas sobre la cual está ubicada la cabecera municipal, en gran parte, son rocas que están en un proceso de formación. Debido a ello son inestables y permiten la aparición de algún tipo de fracturas, lo que favorece la infiltración del agua durante los periodos intensos de lluvia, generando un peso sobre la masa de roca.

El fenómeno de La Niña ha creado la peor temporada invernal...

Los expertos explican: “Cuando la inclinación del terreno es fuerte, por gravedad se tiende a existir movimientos que generen desplazamientos y se generen este tipo de procesos de subducción que hace que se desplome el material superficial, es decir, hay un desplazamiento de la masa subterránea de la roca y eso hace que la parte superficial sufra un desplome por el movimiento ocurrido por la masa subterránea, sumado a la infiltración de aguas por la intensa temporada de lluvias que estamos viviendo en nuestro territorio”.


Actualmente, el municipio de Piojo se encuentra bajo amenaza de susceptibilidad de movimientos en masa de moderado a alto, según lo indica los mapas de susceptibilidad de amenaza referidos por la CRA. “La Corporación, en medio de sus competencias, todos los años, en su proceso de asistencia técnica informa a los municipios, la condición en la que se encuentran desde el punto de vista de amenaza y requiere la revisión y actualización del esquema de ordenamiento territorial a los entes territoriales”, asegura el director de la CRA, Jesús León Insignares.


Adicionalmente, el fenómeno de La Niña ha creado la peor temporada invernal, una que nunca habíamos presenciado. Incluso, el clima ha cambiado. Ahora hablamos de olas de frío, de nuevos arroyos, de deslizamientos, inundaciones y hundimiento de poblaciones. En lo concerniente a Piojo, es indispensable que seamos respetuosos, que dejemos de especular y de crear pánico en los habitantes.


No es ético aprovechar el dolor que están viviendo los habitantes de ese municipio para hacer politiquería. ¿Por qué será que cuando sucede una tragedia nos volvemos experto en dar declaraciones? ¿Expertos en hacer señalamientos y en dudar de lo que dicen los expertos?


Seamos responsable con lo decimos o escribimos.