top of page

LA RUTA DE LA FE

* No olvidemos los templos San Nicolás y San Roque.

Así como a diario observamos inmensos buses transportando turistas que visitan la 'Ventana al Mundo' y la 'Aleta del Tiburón', a los barranquilleros también nos gustaría que los empresarios, la Gobernadora, el Alcalde, los representantes, los senadores y los dirigentes políticos miren hacia el centro de Barranquilla.


En todas la ciudades del mundo existen rutas turísticas que impulsan recorridos, no sólo por los sitios mencionados. Hay que incluir otros lugares del origen e historia de la ciudad. Da tristeza ver cómo se encuentran los templos San Nicolás y San Roque. Hoy, en el olvido. Es hora de implementar recorridos turísticos que incluyan visitar estos y otros sitios históricos de la ciudad.

Iglesia San Nicolás de Tolentino. / Foto: Jdvillalobos .

La Iglesia de San Nicolás de Tolentino está localizada en el denominado centro histórico de la ciudad, de estilo neogótico, fue construida desde finales del siglo XVII. Fue nuestra catedral desde 1932 durante 50 años. San Nicolás es el patrono de Barranquilla. En 2005, el templo fue declarado bien de Interés Cultural de Carácter Nacional por el Ministerio de Cultura de Colombia.​

Iglesia de San Roque.

La Iglesia San Roque es un templo neogótico florentino (único en Colombia), que comenzó a construirse en 1917. 21 años después fue una realidad. La Iglesia fue consagrada, por segunda vez -el 19 de octubre de 1941- por monseñor Francisco Ituriza, obispo de Coro, de la comunidad Salesiana.​ El templo requiere cuidados y mantenimiento. Hoy se encuentra olvidado por la autoridades.


El padre Ángel Masías Devia, un salesiano con más de 25 años más de ejercicio sacerdotal, hace un llamado a las autoridades:


"Hasta aquí la historia. La historia de los pueblos está matizada de fechas, de coordenadas técnicas que le dan sentido al quehacer de los hombres y sus obras, pero yo invoco en el nombre del Señor Jesucristo a la Memoria. La memoria tiene la magia de encerrar sentimientos y darle sentido a lo narrado, de pasear por la Barranquilla vieja tan llena de recuerdos y de fe, los archivos mas antiguos del origen de nuestras familias barranquilleras que estaban en la capilla del hospital donde ya no existen archivos ni memorias de su pasado religioso. Este ha pasado a nuestra Parroquia. San Nicolás recibió el archivo de San José, se nos difumó la fe de aquellas generaciones. Creo que aún existe una esperanza: es sacudir la memoria y darle la importancia, el amor que se necesita para poner el empeño en la Ruta de la Fe: Barranquilla merece redescubrir el valor de estos templos, colocar en la agenda de nuestros proyectos esta ruta turística de fe y de encuentro. Aquí creció el sentir de un pueblo donde los criollos crecían aprendiendo el Evangelio del amor, predicado por los europeos. Somos una mezcla de razas únicas en el mundo. La belleza de nuestra arquitectura lo dice. Esta es una invitación a redescubrir y valorar lo que hicieron las generaciones anteriores. Toco la historia para no olvidar la gloria de aquellos años, pero acudo a la Memoria que encierra sentimientos de fe, de solidaridad, de empeño. No dejemos que se desmorone la historia, y se entierre la memoria. Que hermoso sería darle a nuestros templos, que son Patrimonio Nacional, el lugar que se merecen. Quisiera Dios y el pueblo de Barranquilla, que antes que termine esta Administración que ha dado grandes alegrías a la ciudad y al departamento, que se vean los andamios correr, y los barranquilleros tengamos más motivos para agradecer, no dejemos de se nos vaya la historia y se desmorone la Memoria cuna de Nuestra Grandeza. En las Manos de Papa Dios y de María auxiliadora coloco este nuestro deseo".


Ojalá nuestros dirigentes no olviden que Barranquilla creció a la orilla del Río y siempre en su desarrollo cultural y de fe estuvieron las dos grandes iglesias: San Nicolás y San Roque. Estos templos majestuosos y grandes construcciones siempre han marcaron la Historia y la Memoria de los barranquilleros, en su origen y en su desarrollo.

Comments


bottom of page