YULIZA

* Hace parte de esa fracción insólita de la sociedad, que no poseen nada pero son dueños de todo.

Por los bellos paisajes y la amabilidad de su gente, Briceño es un sitio encantador como tantos lugares apartados de Colombia. Un bello rinconcito de Antioquia, uno de los municipios más jóvenes del país, donde el tiempo se detuvo: subsisten los arrieros con sus mulas, únicas capaces de andar por esos agrestes caminos, cargando expectativas. Aún brega el artesano, el talabartero y el campesino que les da trabajo a todos con su café, cacao, caña de azúcar y aguacate, minería artesanal y la madera, en un clima tropical y húmedo.


Fue fundado en 1884 con el nombre de “Cañave