Poemas a la Madre

* Nora Carbonell y Jorge Medina Rendón escriben a sus madres.

A las madres estamos ligados. Porque nos concibieron, nos alimentaron con su cuerpo, nos inspiraron... Ella, presentes o no, siguen en nuestros pensamientos. Julio Cortázar escribió:


"Y no puedo ser otra cosa en libertad,

porque en tu espejo de sonrisa blanda está la imagen que me aplasta,

el hijo, verdadero y a medida de la madre,

el buen pingüino rosa yendo y viniendo

y tan valiente hasta el final,

la forma que me diste en tu deseo: honrado, cariñoso, jubilable, diplomado".


En el mes de las madres, Ciudad Paz rinde homenaje a las Madres. Acá, los poemas de Nora Carbonell y Jorge Medina Rendón...


Señales Para Cristina


Cuánto silencio nos une, Cristina.

Ahora que transitas sonriente y apacible

por senderos en penumbra,

invento códigos para no perderte:

me valgo de jazmines, abrazos y palabras

-señales, maderos de salvación en el naufragio-

Cristina, mi madre y mi hija,

la dolorosa de incertidumbres

frente a mi locura

que extraña los limoneros de la infancia

y los puertos que no conoceré.

Cuán difícil fue desprenderme

de tu pálida inocencia de ama de casa,

mujer bondadosa

que me enseñaste el oficio de vivir.

Ahora, encina en otoño,

hilas sin premura

los sueños de las otras

y yo entro de puntillas

al espejo dual de tu mundo de