¡NO SE EQUIVOQUE MINISTRA CORCHO!

* Sugerencias a la Ministra de Salud.

Si la intención es acabar con las EPS por las múltiples razones que justifican esta medida, ya deberían tener claro cómo van a realizar la prestación de los servicios médicos de manera adecuada a todos los ciudadanos. Me refiero a la parte asistencial ambulatoria, hospitalaria y domiciliaria, y, además, cómo van a realizar los debidos controles sobre todos los actores del nuevo sistema.

Confieso que, a pesar de haber luchado durante más de una década por un mejor Modelo de Salud para los colombianos, tengo muchas dudas sobre los planteamientos que hasta hoy manifiesta públicamente la ministra Corcho, ya que no son claros y no generan confianza.

Se me hace incomprensible e irresponsable que quiera zonificar la salud. Se me vuelve un tormento pensar que a las IPS -que asumirían las responsabilidades de la atención de primer nivel- crearían “su propia red de atención”, según palabras de la ministra Corcho. Esa propuesta es de no creer.

Actualmente, las EPS destinan una IPS para la atención ambulatoria de cada uno de sus afiliados y eso hace imposible que el ciudadano sea atendido en cualquier otro sitio de su municipio y, por lo tanto, del territorio nacional. Algo que debería corregirse inmediatamente: la atención ambulatoria y hospitalaria debería ser prestada a cualquier ciudadano en el sitio en que se encuentre en el momento que se presente el evento. Eso se puede resolver creando UNA RED ÚNICA DE PRESTADORES DE SALUD, en la que podrían estar incluidos todos los profesionales del área de la salud que deseen participar en el nuevo modelo y que se encuentren debidamente aprobados en el ReTHUS.[1] Para hacer eso posible se requiere de ese sistema único de información que la Ministra menciona, para que urgentemente se cree y se incluya la historia clínica digitalizada de los colombianos con toda la información médica necesaria, además de una aplicación que controle los parámetros necesarios para un excelente funcionamiento, y, entre otras cosas, la frecuencia de atención de cada paciente para evitar el mal uso de los servicios o el mal manejo médico que se le podría dar a estos.


Regionalizar la salud es politizarla, corromperla. Es hacer que a ciertos políticos se “les haga agua la boca” con más dinero para manejar. Es algo inevitable en nuestro país hasta que se haga una completa reingeniería humana.


También sería limitar la atención ambulatoria a los ciudadanos cuando estén por fuera de su región y se aumentaría la congestión de los servicios de urgencias por esa misma razón. Esta es una de las causas que ha generado elevados costos innecesarios al actual sistema de salud y que ninguna autoridad de salud menciona, a pesar de que se requiere una urgente transformación para corregir la grave situación que, según mi concepto, se debe a la mala y limitada organización en lo que respecta a la prestación de los servicios médicos ambulatorios.


La atención de los servicios de salud debe ser prestada a cualquier ciudadano, en todo el territorio nacional, en cualquier centro de atención médica. No como se realiza actualmente, ni como lo pretende la ministra Corcho, regionalizando la salud.

Para terminar con la intermediación de las EPS es inevitable la creación de una entidad del Estado con sedes regionales que se encarguen del manejo administrativo, que organicen la debida atención en todo el territorio Nacional. Todo ello, para que llegue la salud hasta los sitios más recónditos, a esos donde no hay ni un sólo médico. Esta podría emplear personal con experiencia de las EPS que se acabarían y quedarían desempleados.

Estoy de acuerdo en qué hay que terminar con la intermediación de esas que llaman aseguradoras y que cuando las liquidan no responden por las altas sumas de dinero que quedan debiendo a sus proveedores, causándole al Estado un doble pago (la UPC y el pago de las deudas que dejan). ¡Nada tienen de aseguradoras!

No estoy de acuerdo con todos los planteamientos que he escuchado por parte de la Ministra de Salud y algunos de sus colaboradores cercanos. Hay que atender otros conceptos antes de tomar decisiones que pueden no ser las adecuadas para mejorar la prestación de los servicios en salud.

No estoy de acuerdo con todos los planteamientos que he escuchado por parte de la Ministra de Salud y algunos de sus colaboradores cercanos.

En días pasados escuché una entrevista que le hicieron a la ministra Carolina Corcho. Aquí dejo el enlace para quienes deseen oírla. Añado un par de comentarios sobre algunas expresiones que me llamaron la atención porque tienen relación con esta columna, escrita con anterioridad a sus declaraciones.

Escuchar entrevista

Apartes de esta entrevista.

Preguntan a la ministra: ¿Qué pasará con las EPS?

R/ Lo que lanzó ayer (Nov 3/2022), el gobierno de Gustavo Petro fue la primera etapa de la Política, “los equipos extramurales, busca descongestionar las urgencias porque podremos resolver los problemas en las casas o escuelas”.

Pregunto y comento: Ministra, ¿realmente usted cree, que con los Equipos Médicos Integrales Territoriales (EMIT) o extramurales van a descongestionar las urgencias?


Dichos equipos no pueden estar en todo momento en las casas de la población que le sea asignada a cada uno de ellos y sería tonto pensar que en el momento de presentarse un evento que requiera atención médica, a la hora que sea, van a estar presentes los médicos para atender cada caso. Esto es impensable e ilógico.


Para lograr descongestionar las urgencias, ya lo dije, debe corregirse la forma como se brinda la atención de consultas ambulatorias. Es perverso cómo atienden en la actualidad las consultas ambulatorias, por parte de las EPS, revise eso y solucionará la congestión de las urgencias y el altísimo costo para el sistema de salud que esto causa.


La ‘Medicina Domiciliaria’ no es un invento nuevo. Se practica desde mucho tiempo atrás. Es necesaria en pacientes que la ameritan. Los profesionales que se requieren para llevar a cabo este tipo de consultas harán los que usted llama ‘Equipos extramurales’. Quizás se le pasó por alto enunciar, aunque aún no sea perfecta, la importancia de la telemedicina, que fue tan importante durante la pandemia y que ha debido implementarse desde hace rato en nuestro territorio, quizás dificultado por la falta de internet en gran parte del territorio.


Los Equipos Médicos Interdisciplinarios Territoriales (EMIT) son parte de esta etapa inicial del programa, son muy útiles en zonas apartadas y ciertas zonas rurales, pero no lo son en las ciudades intermedias o grandes.

Dice la Ministra: este programa se implementó en la Alcaldía de Bogotá con éxito, pero tenía una limitación y el problema era cuando un enfermo se chocaba con la autorización de la EPS, ese era el problema. “Las redes son una cantidad de procesos que limitan los servicios”

Pregunto y comento: a pesar de ser consciente de que las redes limitan los servicios, una de las tantas falencias que afectan a dichas redes, ¿desea usted armar cientos o miles de redes de prestación de servicios a partir de cada una de las IPS que se encargaría para la prestación de los servicios médicos de primer nivel y así poder suplir a las EPS que son las que actualmente tienen conformadas, cada una de ellas, su propia Red de Prestadores?

Cuando se desea implementar cambios para mejorar todo lo relacionado con el sistema de salud no se puede improvisar y mucho menos excluir a quienes presentan conceptos diferentes al suyo y que pueden contribuir positivamente en dichos cambios. Nadie tiene la verdad absoluta.

Sería bueno escuchar o leer comentario de nuestra Ministra de Salud al respecto.


_______________ [1] Sistema de información definido por el Ministerio de Salud y Protección Social, del talento humano en salud que cumple con los requisitos establecidos en la Ley 1164 de 2017. En este se encuentra el personal autorizado para el ejercicio de su profesión.