LA FAMILIA DE LA IMPUNIDAD

* El pueblo ecuatoriano está cansado de la impunidad.

Ecuador es sin duda uno de esos pedacitos de paraíso, lleno de riquezas y de gente en su mayoría amable, un pueblo humilde que ha trabajado duro la tierra y sus campos, para labrarse un futuro.


Humboldt decía que los ecuatorianos somos seres raros y únicos pues dormimos tranquilos en medio de crujientes volcanes, porque vivimos pobres en medio de incomparable riqueza y porque que nos alegramos con música triste.


Lo que no dijo Humboldt es que nuestro pueblo vive pobre porque las riquezas han sido explotadas por gente que ostentando poder político y económico, que de forma inescrupulosa han infectado a nuestro país de corrupción, abusos e injusticia.


Familias poderosas que se han enriquecido y aumentado sus fortunas y mejorado sus condiciones de vida a costa del sacrificio de gente inocente. Familias como la Bucaram, encabezada por un ex presidente que en tan solo cinco meses y veinte y cinco días tuvo que ser declarado con incapacidad mental y destituido con el entonces Congreso, convirtiéndose en prófugo de la justicia y viviendo exiliado durante 20 años en Panamá; esperando la prescripción de los juicios en su contra por corrupción, nepotismo y por robar al pueblo ecuatoriano a través de un supuesto proyecto de escolarización, que fue la fachada para el desvío de millones de sucres.


Su retorno a Ecuador durante 2017 se ha visto recubierto de una nueva serie de escándalos judiciales, que lo involucraron en investigaciones por delitos de tráfico de armas y bienes patrimoniales; y, posteriormente en presuntos delitos de peculado en contrato de insumos médicos y por asociación ilícita en venta irregular de insumos hospitalarios junto a sus tres hijos.

Exigimos castigos justos para las familias de la impunidad, para que no sigan aprovechándose del pueblo y causándole dolor y miseria.

Lo particular de este proceso es que se han visto vinculados a muerte de testigos, dentro y fuera de la cárcel, siendo el último, el de Efraín Ruales que ha dado mucho de qué hablar por ser una figura pública en Ecuador.


El pueblo ecuatoriano está cansado de la impunidad que el dinero y el poder a dado a familias como esta, para actuar sin sentir el peso real de las consecuencias de sus actos; ya que aun con todas las acusaciones señaladas, el padre de esta familia promulgaba su candidatura a la presidencia y luego a la Asamblea Nacional, invistiéndose de inmunidad, bajo el resguardo de entidades como el Consejo Nacional Electoral, que en lugar de proteger al pueblo al que sirve, encubre a sus agresores.


Exigimos justicia, justicia para vivir, para que el pueblo sea dignificado y no tenga que seguir sobreviviendo de las migajas de los corruptos; justicia para las víctimas vivas y muertas, para nuestras familias, para que nuestros hijos crezcas distinguiendo la justicia de la corrupción y aprendan a condenarla; justicia para que nuestro país vuelva a ser de nuestro pueblo y no de quienes los manipulan. Exigimos castigos justos para las familias de la impunidad, para que no sigan aprovechándose del pueblo y causándole dolor y miseria.


¡Exigimos justicia, justicia para que el pueblo pueda vivir!

Desarrollado por la Dirección de Nuevos Medios, ProDignidad SAS.       Desarrrollada a partir Plantlla : WIX     2021