Débora Arango. Colombia al desnudo

* La pintora y muralista antioqueña, nacida en 1907 y fallecida en 2005, no se mantuvo al margen de los acontecimientos que convulsionaban a su país.

Rojas Pinilla. Acuarela de Débora Arango, 41 x 50 cms. (1954). Como fue tradicional, la artista ironiza al dictador dándole forma de sapo. / Se halla en MAMM.
Rojas Pinilla. Acuarela, (1954). / Se halla en MAMM.

Débora Arango Pérez aún sigue de pie: denunciando las inequidades, criticando las injusticias, demostrando la doble moral de una sociedad que se ha plegado a la voluntad de minorías, que imponen criterios sexistas para valorar las obras de las mujeres. No en vano una de sus frases, breve pero de contenido crítico, mantiene vigencia: “no sabía que existieran pecados de hombres y pecados de mujeres”, como le dijera al arzobispo de Medellín Joaquín García Benítez en 1948.[1]


La pintora y muralista antioqueña, nacida en 1907 y fallecida en 2005, no pudo mantenerse al margen de los acontecimientos que convulsionaban a su país y al resto del mundo desde inicios del siglo XX e inicios del siglo XXI. Por ello, aún después de fallecida, sus obras siguen hablando por ella.


Irreverente, contestataria y transgresora. Así fue la artista que conmocionó la sociedad conservadora de Medellín a mediados del siglo XX.


“Transgresora en su pintura abordó la crítica social y política además de ser la primera pintora colombiana en pintar desnudos femeninos”, comentan en el portal de la institución educativa que lleva su nombre.[2] En ese portal web sostienen que la rebeldía de la artista “comenzó desde muy niña, cuando en ‘complicidad’ con algunos familiares se vestía de hombre y salía a cabalgar, actividad censurada para las mujeres de la época porque ’eso era cosa de hombres’. Fue alumna del maestro Eladio Vélez, quien le enseñó los secretos del dibujo y del Maestro Pedro Nel Gómez con quien aprendió la dinámica de la forma, la vitalidad del movimiento y el colorido”. Ya en esa época mostraba su afición por la pintura y el arte.

El Recreo o Las Monjas y El Cardenal. Óleo de Débora Arango sobre lienzo de gran tamaño, 1.77 x 1.27 mts. (1996). / Se halla en MAMM.
El Recreo o Las Monjas y El Cardenal. (1996).

Siempre fiel a sí misma, enfrentó con valentía las criticas y desaires de las que era víctima, siendo incluso amenazada, en 1948, con excomulgarla por haber pintado mujeres desnudas.


“Rebelde, transgresora, audaz, polémica, talentosa, Débora abordó la crítica social y política de su país y de su época: pintó obreros marginados, monjas, prostitutas, mujeres relegadas, el dolor y el maltrato, la situación política y las manifestaciones populares. Interpretó la realidad cotidiana, denunciando la violencia de una sociedad llena de prejuicios ancestrales. Fue la primera mujer colombiana que se atrevió a pintar desnudos por lo que fue duramente criticada, también lo fue por los retratos de conocidos políticos pintados con formas de animales. Así fue como dio vida a ‘La salida de Laureano’, relacionada con Laureano Gómez, entonces presidente de Colombia, a quien plasmó con forma de sapo”.[3]


En Medellín y en Bogotá, en Colombia; y en Madrid (España, en 1955) se vio forzada a descolgar exposiciones porque sus obras “no se ajustaban a la moralidad imperante”.


Solo hasta 1975 volvió a exponer sus cuadros. Ese año, con cerca de un centenar de sus creaciones, expuso en la Biblioteca Pública Piloto de Medellín. Nueve años más tarde, expuso en el Museo de Arte Moderno de Medellín.

De acuerdo con el Museo de Arte Moderno de Medellín, “a la estética de Arango, de gran fuerza y vitalidad, se le ha atribuido cierto ‘feísmo’ aun cuando ésta evoca más el expresionismo alemán dada la intensidad de sus temas, la pincelada fuerte y la violencia de su colorido; su trabajo se sitúa también dentro de una vertiente de la pintura moderna latinoamericana que retrata la realidad social desde un contexto local”.[4]

Justicia. Óleo sobre lienzo, de Débora Raango. 109 x 121 cms. (1944).
Justicia. Óleo sobre lienzo, 109 x 121 cms. (1944).

Alberto Sierra y María del Rosario Escobar sostienen que en la obra de Débora “están presentes las preguntas y los debates de un país que entraba de cabeza a la modernidad, en una marcha acelerada que dejaba caer, como si fueran migajas, problemas que se quisieron ver como minúsculos pero que el tiempo ha demostrado que por haberlos pasado por alto se han vuelto decisorios: el rol de la mujer, la desigualdad de clases, la educación, la vida urbana, la religión, la clase obrera, y de manera especial el arte y su papel en la sociedad”.[5]


Susana Carro Fernández, al referirse a la falta de respeto al sexo femenino que cultiva las artes, afirma: “excluidas del mundo de la creación (las mujeres artistas), regresarán a él para reivindicar sus propias producciones, denunciar las sublimaciones y caricaturizaciones con las que el arte ha pretendido presentar la feminidad y ofrecer nuevas imágenes donde la mujer es vista por ella misma”.[6]


Entre el más de dos centenares de obras se destacan: ‘Las monjas y el cardenal’, ‘El almuerzo de los pobres’, ‘El Cristo’, ‘Huida del convento’, ‘La monja intelectual’, ‘En el jardín’, ‘Bailarina en descanso’, ‘Los cargueros’, ‘Los matarifes’, ‘Retrato de un amigo’.

Desde el 29 de noviembre de 2016, su imagen aparece en el billete de 2.000 pesos colombianos como parte de la nueva serie de billetes que puso en circulación el Banco de la República.


Se trata del quinto billete de la última familia de billetes. El azul es el color predominante. En el anverso se aprecia la imagen de la artista Débora Arango junto con las hojas y el fruto del árbol lechoso y un pájaro cardenal. En el reverso se resalta Caño Cristales, el ‘río de los cinco colores’ y varias aves sobrevolando la copa de un árbol.


____________

[1] El Tiempo. www.eltiempo.com/archivo/documento/MAM-234636

[2] Escuela Débora Arango. http://deboraarango.edu.co

[3] Ídem.

[4] Museo de Arte Moderno de Medellín. www.elmamm.org/Colecci%C3%B3n/Colecciones?AutorID=28&Title=D%C3%A9bor

[5] Sierra, A. y Escobar, M. Revista Diners. https://revistadiners.com.co/cultura/archivo/5867_debora-arango-reveladora/

[6] Citada por Sierra, A. y Escobar, M. Ídem.


____________

Obras:

* Rojas Pinilla. Acuarela, 41 x 50 cms. (1954). Como fue tradicional, la artista ironiza al dictador dándole forma de sapo. / Se halla en MAMM.

* El Recreo o Las Monjas y El Cardenal. Óleo sobre lienzo de gran tamaño, 1.77 x 1.27 mts. (1996). / Se halla en MAMM.

* Justicia. Óleo sobre lienzo, 109 x 121 cms. (1944).