Respuesta desde el cagadero

June 28, 2019

Buena noche, don José Gilberto. Acabo de abrir el Facebook y me encontré con su queja, que dice textualmente: "Estoy por darle la razón a García Márquez. Solo que a mí sí me toca morir en este Hpta. Cagadero".

 

Me inquieté, pues si usted invoca a un ‘castrochavista’, ‘comunista’, ‘asqueroso guerrillero’, amigo de ‘Judas Manuel Santos’, es porque le subió la fiebre, porque se siente encimado o que por fin abrió los ojitos. Así que me puse en el trabajo de escribirle estas líneas para apaciguar su angustia y aterrizarlo ideológicamente: ¡Fresco, todo está bien en este "Hpta Cagadero"!, ¡Sereno Moreno!

 

¡Ay! don José, es muy paradójico que sumercé se queje tan sentidamente después de 71 años (este 29 de septiembre) de favorecer el statu quo, apoyando a los que se robaron, estafaron, corrompieron, se repartieron, planearon, organizaron y construyeron el cagadero del que hoy se queja. Lo que a usted le da piedra hoy, es fruto de aguantarse el estado de cosas, de la conformidad, de no moverse del cómodo sofá en tanto no le tocaran los poquitos privilegios que tiene, bien trabajados y merecidos, pero pocos, por cuenta de una sociedad que reconoce a quienes viven de las ‘rentas’, ‘los contratos’ y los ‘fondos de inversión’ y no a quienes trabajan en realidad...

 

A mí, no me cabe la menor duda que a lo largo de siete décadas usted ha tenido momentos lucidos, aportando a la sociedad, construyendo liderazgos que no se conforman con el discurso de los dueños del país (cómo en su momento lo hizo apoyando el movimiento Scout), incentivando criterio en sus hijos y nietos, enseñándoles a que todo hay que analizarlo y masticarlo. Pero la lucidez, infortunadamente es momentánea, flor de un día y se impone la cordura que desde su twitter, reparte el exdirector que modernizó la Aerocivil y la llevó a la eficacia en la expedición de autorizaciones y licencias.

 

No es momento de quejarse, don José Gilberto, el ‘subpresidente’ y el ‘presidente eterno’ insisten que todo está bien, que la economía es boyante y no está estancada, que las ciudades son seguras y la gente puede ir segura a las fincas que no tienen. Que todo es mejor en tanto se luche por garantizar en la casa de los vecinos, la ‘democracia’ que no tenemos. Que los únicos problemas de este ‘cagadero’ (cómo usted lo denomina) están circunscritos a extraditar y meter a la cárcel a más o menos unos 70 piscos y ajustar a las malas a una ‘exigua minoría’ revoltosa, atea, enfermos de mariconería, enemigos de la familia y ‘mariguaneros’ (porque ni para marihuaneros les alcanza).

 

No se queje don José Gilberto, que ya viene la declaración de renta para cubrir el faltante que dejó en Reficar el consuegro del presidente senador, para solventar el desastre de Hidrohituango que dejó mal planeado el gobernador de esas fechas, para tapar el hueco de Agro Ingreso Seguro de un mandato anterior, para hacer esa constituyente que arrasará con las Cortes Insurrectas que no hacen lo que se les ordena.

 

Ya casi vendrá esa nueva constitución (con minúscula) que será dictada por el mejor presidente que jamás ha tenido este ‘cagadero’, el que fue capaz de vencer a la guerrilla de las FAR matando a más de 4.000 combatientes y desmovilizando 10.000 más, que inexplicablemente no eran parte de las Farc.

 

Tranquilo don José. Pronto el primo hermano del que arrodillo al país a punta de bombas y coca nos indicará cómo se combate el narcotráfico, la hija del testaferro nos señalará a los que traquetean desde el Congreso donde ella es senadora, la nieta del terrateniente nos enseñará como se vuelve productiva la tierra y se matan a los dañinos osos de anteojos.

 

En poco tiempo este gobierno logrará el nombramiento como conjuez de las cortes Internacionales de Derechos Humanos a uno de los exguerrilleros que usted tanto aborrece, pero que afortunadamente es un ‘buen muchacho’ pues fue amnistiado por el único expresidente cabeza de lista al Senado, un ‘buen muchacho’ que milita en el partido de ‘Popeye’ y de tanta gente Cabal. ¡Claro!, el mismo partido donde el Canciller de la República explica que al que saluda Pablo Escobar en un video, no es a él, sino su papacito, que se llama igual y le heredó la vena política y por supuesto, los votos... la misma colectividad donde milita ese eximió abogado que trajo a Odebrecht a Colombia, ese partido que nos ofrece bala si no avalamos sus caprichos y órdenes.

 

Tal vez era Estanislao Zuleta, otro comunista de esos a los que usted tanto le teme, el que decía algo así como que "los políticos tradicionales se rodean de mierda y untan su ejercicio político para que pensemos que es un espacio hediondo, asqueroso, mientras ellos en la mitad de semejante mierdero, disfrutan en una especie de ‘oasis’ de los privilegios a partir de la riqueza pública, de la ‘plata de todos’. Ese ‘halo’ de mierda que los rodea, tiene inundado al país y asqueada a la gente, cumpliendo con el propósito de mantener allí a los mismos y a sus herederos, ‘per sécula seculórum’, intocables”.

 

Don José, intenté hacer una corta nota para responder un méme dolido de su muro, pero se volvió mi columna de esta semana, se volvió una diatriba. Solamente le digo que no se preocupe, que todo lo tienen fríamente calculado y todo seguirá igual, igual que en ese año en que usted nació, igual que en 1948, así tengan que volver a matar y recomponer lo que ellos llamaron ‘La Violencia’. No hay por qué mortificarse.

 

@avecesjekyll

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Desarrollado por la Dirección de Nuevos Medios, ProDignidad SAS.       Desarrrollada a partir Plantlla : WIX     2020