Se emborrachó la policía


Hace pocos meses, el incalificable atentado del ELN a la Escuela de Policía General Santander del pasado 17 de enero, puso los ojos sobre la institución y garantizó que la sociedad colombiana rodeara al organismo, generando una sólida y unánime oleada de solidaridad, en un país donde la unidad de criterio no es precisamente, el plato del día.