El verdadero sendero de la paz


Déjalo ir, deja atrás la ira, las ansias de venganza, el rencor que avivan los recuerdos tristes del pasado, las dolorosas historias heredadas con las que hemos crecido en este país con más de 50 años de violencia, solo así podremos construir la tan anhelada y hoy por hoy, desgastada intensión de paz.