Dejen jugar al moreno


Tengo que decir que a mí me gustó/gusta en gran medida el gobierno del Presidente Juan Manuel Santos. Siendo totalmente abierto, hice/hago parte de su gobierno, por lo cual entiendo y acepto que existe un sesgo en mi opinión; habiendo dicho esto, si había una cosa que me chocaba del Centro Democrático, pero sobre todo de muchos de sus seguidores, fue su forma de hacer oposición.

Creo que la manera en la que se opusieron al plebiscito fue desleal y deshonesta, pienso que esa estrategia de hacer oposición a cualquier cosa que presente el gobierno no es sana, peor aun cuando empleaban falacias para hacer sus argumentos, muchos infames como que nos volveremos Venezuela, que las FARC se iban a tomar el senado, que iban a quedar de presidentes, mejor dicho, escoge el que te disgusta más.

Una parte de mí se alegra de que ya no sean oposición y tengan que asumir un rol constructivo, que tengan que generar consensos, unir a la ciudadanía, eso sí, desde la responsabilidad que tiene que asumir el líder de un gobierno.

Sin embargo, que decepción me he llevado estos pocos días que lleva la coalición ganadora, de aquellos que votaron por otra opción. Muchos que como yo condenaban esa oposición fácil y dogmática, se han vuelto un triste reflejo de aquellos que con tanto ahínco criticaban. Esos que dicen que Uribe es un paramilitar y lo odian porque le atribuyen asesinatos y demás, lamentaban con regocijo que no se haya muerto en un accidente en un caballo, es que en serio hay que ser muy hipócrita.

Mámenle todo el gallo que quieran a Duque (los memes que hay de él con el Rey son fantásticos, mi favorito, cuando le pregunta al Rey si es algo de Farid Ortiz el Rey de los Pueblos), pero al menos dejen que el man haga algo para poder comenzar a criticar. Ya el nuevo gobierno, que no se ha posesionado, es el culpable del asesinato de líderes sociales ¡¿Qué tal?!

Vi también una crítica a un nombramiento, le reclamaban al Presidente Electo Duque por nombrar a alguien, que, mientras administraba otra cartera, les adjudicó una licitación a unas personas que habían fallado en otros contratos. A ver, si estaban habilitados, y se hace algo para que alguien no quede, es ilegal ¿Cuál es la crítica entonces? O como la oposición del CD, no importan los hechos, no importa el argumento, lo que importa es generar el manto de duda, que sea lo que sea que digan o hagan quienes no piensan como yo, lo contrariaré sin siquiera darme el momento de pensarlo o entender argumentos.

La verdad es que no sé qué pensar, de pronto no es un tema del CD y su forma de hacer oposición, tal vez es un tema de los colombianos, todo lo que sea del otro huele a feo, cualquier victoria del otro, tiene que ser una derrota mía, y peor, no me siento ganador, hasta saber que el otro ha perdido y ha sido humillado y burlado.

Así no se puede construir nada en ningún lado, independientemente de quién esté dando las órdenes, esta vaina se construye cuando entre todos jalamos, ojo, eso no quiere decir que tenemos que estar de acuerdo en todo, ni mucho menos que tenemos que obedecer y no discernir, pero sí quiere decir, que las reglas de la ética y la moral sí deben ser estándar, al menos en cada uno de nosotros. Lo que era malo antes, no puede ser bueno ahora ¡Cosa absurda! Construyamos desde el disenso, pero siendo responsables, trabajemos en proyectos juiciosos de oposición, hagamos control político, trabajemos en el gobierno y tratemos de cambiar y proponer desde adentro, montemos o unámonos a grupos activistas sobre temas que temamos este gobierno pueda “amenazar”, pero quedarse en Facebook, escribiendo y compartiendo cualquier bobada porque “hace ver mal” a los otros, es la forma más estéril, menos íntegra y más pendeja que se puede adoptar.

Así no juego

Amor y paz.

Desarrollado por la Dirección de Nuevos Medios, ProDignidad SAS.       Desarrrollada a partir Plantlla : WIX     2020