Desarrollado por la Dirección de Nuevos Medios, ProDignidad SAS.       Plantlla : WIX     2019

Y, ahora ¿qué?

June 21, 2018

Han pasado menos de 48 horas, al momento de escribir estas líneas, desde que se conoce el triunfo electoral de Iván Duque que lo lleva a ser el Presidente electo para el periodo 2018-2022 y ya debemos hacer los análisis respectivos de lo que nos deja esta campaña electoral y cual deberá ser el comportamiento político del país en adelante, veamos.

 

Digamos inicialmente que nos ratificamos en lo dicho en la columna pasada, donde dimos como uno de los ganadores de la jornada electoral al presidente Juan Manuel Santos Calderon y el pasado domingo 17 de junio volvió a consolidarse como uno de los ganadores de la jornada.

 

No se presentó ningún problema de orden público durante la jornada electoral, no hubo traslados de mesas de votación a causa de problemas de violencia u orden público, solo se trasladaron dos mesas en el país y esto por situaciones de carácter climático, así las cosas no hay como desconocer que estas han sido las elecciones mas pacificas en las que hemos participado los colombianos tal vez en los últimos 40 años y esto que pareciera un dato mas tiene profundas implicaciones positivas en el país y no se puede olvidar que es la paz con las Farc las que posibilitaron que esto sucediera.

 

En los próximos años, no me cabe duda, esto le será reconocido a Santos quien ahora inicia una de las etapas mas interesantes en su vida, la de expresidente, y el cual ya ha manifestado que no intervendrá en política interna del país y que se dedicará muy seguramente a fungir como catedrático de universidades internacionales, conferencista con muy buenos ingresos, a vivir del prestigio que se deriva de su nobel de paz y ahhh…a ser abuelo.

 

Los mas de ocho (8) millones de votos obtenidos por Gustavo Petro el pasado domingo, no son de poca monta y no pueden ser desestimados rampantemente por quienes hoy se alistan a gobernar, es claro que Colombia cada día se alista a tener un gobierno de centro izquierda muy pronto, o miremos como el capital electoral de dicha tendencia política ha venido acrecentándose de forma importante en los últimos años.

 

Y esto se debe a la situación por la que atraviesan muchos colombianos en la actualidad, donde la falta de oportunidades. la pobreza, la exclusión hace que cada día sean más los inconformes con el establecimiento que ha venido gobernando a nuestro país durante las últimas décadas, si el presidente Duque no se da cuenta de esto y no gobierna para todos y todas y no ataca de frente los factores de pobreza e inequidad lo que único que tendremos dentro de cuatro años serán mas inconformes y pobres que querrán un gobierno de alternativa.

 

Existen muchas expectativas sobre la forma en que gobernara el presidente Duque, lo que si es claro es que debemos dar un compás de espera y no satanizar su gobierno desde antes de su inicio, no podemos descartarlo por el simple hecho de ser el ganador, pero lo que si podemos advertir es que existen ciertos mensajes que le pueden generar a cualquier colombiano serias preocupaciones.

 

En la noche del domingo, el discurso de victoria de Iván Duque fue un discurso políticamente correcto que pudo calmar los nervios de muchos quienes lo escuchaban, es mas muchos se fueron a dormir con la idea de que estábamos frente a un presidente electo joven que comandaría un gobierno también joven que estaría enfocado a unir a los colombianos y a trabajar por todos sus connacionales.

 

Pero empezaron a pasar las horas y esa idea primigenia se ha ido modificando lentamente frente a ciertos mensajes que han sido enviados no solo por el mismo presidente electo sino por sus allegados.

 

Por ejemplo, tenemos la entrevista dada por Alicia Arango a la W radio en la cual se dice de su parte que si bien Duque es el Presidente todos ellos tienen un jefe político que es Álvaro Uribe y es con mensajes como estos donde empiezan a existir incertidumbres y permiten, a la vez, toda clase de especulaciones frente a cuál va a ser la verdadera injerencia del hoy senador Uribe en el Gobierno que esta por iniciar el próximo 07 de agosto.

 

Yo, en lo particular siempre había creído que el jefe político del presidente era el pueblo que lo había elegido y no una persona en particular, por eso es por lo que en muchas democracias cuando un miembro de un partido es elegido presidente de la república se convierte automáticamente en el jefe de su partido político para no tener que responder a jerarquías que por demás son incomodas.

 

Mal comienzo de la era Duque si se empiezan a dar estas dudas en torno al poder de determinación y decisión que puede tener el nuevo presidente si se admite el concepto de que por encima de este existe otra persona que funge como su jefe político.

 

Y ahí es donde entra a pesar mucho cual es la idea que debe tener Iván Duque y su circulo mas cercano del papel que este va a jugar en la historia del país y como quiere ser recordado con el paso de los años, no olvidemos que a la fecha él tiene 41 años y será expresidente a una edad en la que muchos colombianos están empezando hasta ahora su vida política o profesional.

 

Así pues, el presidente electo Duque tendrá en algún momento que tomar decisiones que le van a acarrear distanciamientos y malos ratos con su mentor político, pero es la única opción que tiene si quiere ser recordado como un estadista y un buen presidente de los Colombianos.

 

Lo anterior no significa que Duque tenga que traicionar obligatoriamente a Álvaro Uribe, el problema es que tanto en algunos sectores del Centro Democrático como para los uribistas pura sangre cualquier discrepancia, por mínima que sea, con el pensamiento del expresidente Uribe ya es catalogado de alta traición, será muy interesante ver como el nuevo presidente va a sortear esta contingencia cuando se le presente.

 

Será muy importante en este nueva etapa política que se inicia en el país, la implementación del estatuto de la oposición, que permite que exista una verdadera oposición al gobierno en ejercicio con mecanismos democráticos y de participación que garantizan los derechos de aquellos partidos y políticos que quieren ejercer esta actividad, en principio podremos ver a Gustavo Petro desde el Senado de la Republica adelantando acciones de oposición en contra de este gobierno como ya lo anuncio que lo haría en el discurso donde acepto su derrota el pasado domingo.

 

Y si a esto le sumamos el hecho de que nuestro país no se parece para nada al que teníamos hace 16 años cuando se posesione Álvaro Uribe Vélez, podremos estar tranquilos en cuanto a que no se van a presentar las situaciones que tanto nos atemorizaban en temas de corrupción, paramilitarismo, entre otros.

 

Esto se lo debemos a esas ciudadanías libres que ya hoy en día no tragan entero y se encuentran empoderadas y conocedoras de sus Derechos Humanos, como también a las redes sociales que han suplido en gran porcentaje a aquellos medios de comunicación que en muchas ocasiones no dan a conocer la realidad de los hechos que ocurren ya que van en contravía de sus intereses o de interese de los grupos económicos que son sus dueños.

 

Así que la realidad es que Iván Duque es el nuevo presidente de los Colombianos y que tiene el gran reto a partir del 07 de agosto de adelantar un gobierno incluyente que permita sanar las heridas que han quedado después de estos meses de confrontación, liderar un gobierno que no permita que los hechos del pasado que tanto dolor han causado se vuelvan a repetir, gobernar con absoluto respeto a la Constitución y a la división de poderes, pero en especial gobernar de tal manera que de la tranquilidad a todos de que es él y solo él quien se encuentra capitaneando este barco llamado Colombia y que no es el primer oficial de un capitán que se encuentra a las sombras.

 

Por parte de nosotros, los Ciudadanos Colombianos, lo que nos corresponde es desarmar los espíritus, rodear al nuevo gobierno, permitir que este gobierne, actuar como una sola nación que busca a través del trabajo y la educación salir adelante buscando el bienestar para todos y todas.

 

Pero también, nos corresponde, estar muy atentos y vigilantes con el fin de que los desmanes y las violaciones a los Derechos Humanos del pasado no se vuelvan a repetir y a responder como ciudadanos libres y empoderados si nos tocara que plantar cara a este gobierno, esperemos que esto no suceda.

 

@DAGRAMAR2010

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload