'Modus operandi'


A la gente se le conoce por las acciones que emprende. Precisamente por ello los políticos se esfuerzan al máximo por mostrar sus ejecutorias, en el margen anterior a los procesos electorales. Allí es donde tratan de exponer una cara amable, de frente al elector, simpática.

Desafortunadamente algunos políticos no alcanzan a cubrirse con ese manto de benignidad y muy rápidamente se exponen mostrando su verdadera cara a la sociedad. Esto pasa en todos los partidos y movimientos políticos, abarcando la totalidad del espectro de derecha a izquierda. Desde el político del Polo Democrático que confesaba en la televisión, sin empacho, que compraría votos, hasta la congresista ultraconservadora y reaccionaria a la que se le nota que no le gusta leer y por ello diariamente hace referencias absurdas de historia, geografía, literatura o economía, para después de un berrido gritarles a sus interlocutores “Estudien vagos”.

Precisamente este tipo de comportamientos son los que deben estar bajo el escrutinio de los electores para poder elegir de la mejor forma. Esta observación se convierte en valiosa herramienta para decantar la democracia.

Infortunadamente para algunos partidos el uso de este instrumento, ha develado estilos y ‘modus operandi’ que muestran claramente el interés y el talante de los partidarios de esas agrupaciones políticas.

Para poner tan sólo un ejemplo podríamos analizar el ‘modus operandi’ de un partido:

1. Un edil bogotano de una localidad “T” por ponerle una letra que lo identifique, llega borracho y agrede a las edilesas de otro partido.

2. Otro edil bogotano de una C localidad, hace ver candela a sus compañeros ediles para después ser suspendido 11 meses, pues circuló anónimos que promueven “Violencia de Género” en contra de una de sus compañeras, tuvo que retractarse ante la justicia por injuria y calumnia, pues como la chimoltrufia “como dice una cosa, dice otra” en contra de todo el mundo y finalmente por “darle en la geta a uno de sus compañeros” en plena sesión de la JAL.

3. Un alcalde B, avalado por dicha agrupación, manotea a quienes le critican en la calle, manda golpear e insulta personalmente a discapacitados y desde su alto ego afirma que se inventó el ciclismo y las ciclorutas en el universo.

4. Un gobernador de Q, por darle alguna identificación del departamento, fue condenado por hacer parte del Carrusel de la Contratación de Bogotá, después de “vaciar” cada 8 días a los periodistas que le preguntaban sobre el tema.

5. Otro gobernador G, fue destituido y condenado además de por corrupto, por contrabandista y solucionar sus líos electorales asesinando a sus contradictores, tal vez como le decía el Chavo a Kiko, no le tienen paciencia.

6. Un candidato presidencial Ll, además de tratar de gamín a quien lo interpela en reuniones políticas y regañar periodistas por no preguntar lo que él quiere, “levanta” a coscorrones delante de todo el mundo a sus escoltas y luego les pide disculpas prácticamente dándoles un pellizco.

Así desde abajo hasta arriba, todo lo solucionan a las malas. Es clave ver estos ‘modus operandi’ en cada partido, para así poder ‘Cambiar Radicalmente’ la política de nuestro país.

Desarrollado por la Dirección de Nuevos Medios, ProDignidad SAS.       Desarrrollada a partir Plantlla : WIX     2020