Desarrollado por la Dirección de Nuevos Medios, ProDignidad SAS.       Plantlla : WIX     2019

Un grito de agonía: ¡La naturaleza clama por respeto!

October 1, 2017

* Drásticos cambios climáticos amenazan a la población mundial.

* Entre 2001 y 2015 aparecieron cerca de 22.400 nuevas hectáreas de cultivos de coca en Colombia.

* América Latina es considerada la región más desigual de la tierra.

* La mortandad de niños antes de los cinco años es mayor hoy que hace 30 años.

 

La realidad de nuestros días se debate en urgentes llamados de la naturaleza, amenazas de guerra nuclear, incertidumbre política y económica, hambruna en diferentes confines del planeta y devastación ambiental por cuenta de cultivos ilícitos, entre otros factores.

 

Los efectos de los daños causados al ambiente comienzan a sentirse con intensidad en todos los continentes, mientras desde algunas naciones continúan generando acciones que incidirán negativamente en el planeta.

 

Organizaciones, como Greenpeace, consideran que el cambio climático es la mayor amenaza medioambiental a la que se enfrenta nuestro planeta. "Desde la revolución industrial hasta hoy, la quema de combustibles fósiles (petróleo, carbón y gas), que se usan para producir energía, libera gases de efecto invernadero (CO2) a la atmósfera, aumentando la temperatura de la Tierra y provocando una  distorsión en el sistema climático global".

 

ACONTECIMIENTOS DE LOS ÚLTIMOS MESES DEBEN LLAMARNOS MAS QUE A LA REFLEXIÓN, A LA ACCIÓN…
Desde el inicio de 2005, a la fecha, han sucedido más terremotos, tsunamis, incendios forestales, inundaciones, huracanes, tifones, tormentas tropicales que en los últimos 100 años. Y es que el terremoto de México, sucediéndose en simultánea con las tres tormentas tropicales más devastadoras de las que se tengan noticia, nos llama la atención para repensar lo que estamos haciendo con el ambiente.

 

La revista TIME, en marzo de 2015, en uno de sus artículos de estudio del ambiente, brindaba la aterradora cifra diaria de la desaparición de tres acres de bosque nativo no recuperable, sin tener en cuenta donde la mano del hombre no es perseguida para las estadísticas -como son las selvas de Brasil, Colombia y Venezuela-, donde en los últimos 10 años se han sentido con mas intensidad las épocas de sequía, y algo que jamás se pensó para la región: LA ESCASEZ DE AGUA.


Los Llanos orientales -que se extienden hasta la frontera con las Guyanas-, la selva tropical húmeda -que empieza en la serranía del Chiribiquete en Colombia, cruza Brasil y se confunde con los mundos de Dios en Venezuela- ha sentido la extinción de especies únicas en el mundo con mayor rapidez en la última década que en la historia que tiene registro en esta parte del planeta. La última noticia, la extinción del Jaguar amarillo de las estepas colombianas, lo que nos hace una de las regiones mas amenazadas en el globo sobre extinción de especies de fauna y flora. 


LAS GUERRAS y LOS RUMORES DE GUERRAS

Otro de los estadios donde las miradas del hombre se vuelven en este momento es en los conflictos étnicos e internacionales. Si bien, en Colombia celebramos la firma de un ACUERDO DE UNA  PAZ ESTABLE Y DURADERA, y nos alegra enormemente que la mesa de diálogos con el ELN esté desarrollándose, no sucede lo mismo en el resto del mundo.

 

Corea del Norte, un país que decidió desde 1968 aislarse del resto de la cultura oriental y cerrar todo asomo de la occidentalización durante muchos años parecía cómico saber que en una esquina del mundo, existiera un pueblo minúsculo luchando contra la corriente moderna. Mientras los países de Europa del Este se abrieron al conocimiento y la tecnología, y mientras las barras de hierro se derretían con la Perestroika de Gorvachov, Corea del Norte radicalizaba su aislamiento. Lo que el mundo occidental no sabía era que estos seres 'extraños' estaban avanzando durante su encierro en la era atómica y nuclear.

 

No cabe duda que la actual conmoción de los cielos tiene mucho de su desarrollo en esos ensayos nucleares, que mas que una provocación a occidente, lo que produce es terror y desconfianza sobre un futuro, ya que la explosión de esos misiles y la caída de esas sustancias en el mar, sin duda alguna provocan reacciones en el ambiente que tendremos que asumir durante un tiempo indeterminado. Corea del Norte ha realizado seis pruebas nucleares desde el nueve de octubre de 2006, la última de ellas el tres de septiembre del año en curso.

 

La bomba de hidrógeno de Corea, con una capacidad destructiva 500 veces mas que la lanzada sobre Hiroshima, fue probada en pleno cielo abierto la primera  semana de septiembre  del presente año por parte del Régimen de Corea. Sumado a ello, Estados Unidos no ha querido reconocer el surgimiento de nuevas potencias que durante el tiempo de su aislamiento, fortalecieron sus técnicas de guerra y armamentos mucho mas poderosos e invasivos. Los gobiernos actuales tienen la gran responsabilidad de prevenir conflictos, y solucionar las causas que los generan. La comunidad internacional, representada por sus organismos configurados, debe acelerar los mecanismos de prevención y control de esas posibles convulsiones sociales.


MUNDO: SOCIEDAD  EN CRISIS
El viernes 29 de Septiembre, el portavoz de una de las gestas opositoras en Venezuela, anunció al mundo que el país estaba ad portas de una hambruna. Y desde 1996, el mundo no registraba tal amenaza, ya que Somalia -en el este africano-, parecía ser el único lugar del mundo donde esos episodios se concentraran, tanto por la guerra como por las condiciones climáticas.

 

El índice de desnutrición registrados en América Latina, considerada actualmente la región mas desigual de la tierra, es alarmante. La mortandad de niños antes de los cinco años es mayor hoy que hace 30 años. La economía tampoco va bien, las economías se han contraído con mucha velocidad, y la tensión por una posible guerra mundial ha hecho que los mercados abran sus bolsas con mas pragmatismo e incertidumbre. Pareciera que todas las falencias del hombre, salieran a flote, y que ningún conocimiento o destreza en el arte de gobernar, fuera suficiente para contener tantas crisis al mismo tiempo. 


MAYOR EXTENSIÓN DE SUELO DEDICADA A CULTIVOS ILÍCITOS

 

Por décadas, Colombia ha sobresalido por ser uno de los países con mayores extensiones de suelo dedicadas a los cultivos ilícitos. Como es bien sabido, por años ha causado problemas de violencia, guerras, desintegración social y muchas muertes. Problemas que aún tenemos en la actualidad, sin embargo, dada la preocupación mundial y nacional por la comprensión del verdadero estado, causas y consecuencias de la degradación ambiental, al narcotráfico también le podemos sumar que contribuye al incremento de la deforestación, contaminación de suelos y pérdida de la biodiversidad. No solo es la preocupación del gobierno estadounidense -en cabeza del señor Trump-, ni las descalificaciones del ex presidente Pastrana, en cuyo Gobierno se exportaron las más altas cantidades de droga, a pesar que las estadísticas amañadas digan lo contrario.


Así lo advirtió la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en un informe sobre drogas presentado, en mayo de 2015, por la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (ONUDD). Incluyen por primera vez los daños ambientales y resaltan a la deforestación como la principal afectación ambiental, generada por los cultivos ilícitos, específicamente en los países andinos como el nuestro donde se identifican cultivos de coca. La deforestación y pérdida de biodiversidad se da en primera medida por el cambio de uso del suelo que se presenta por la sustitución de bosques nativos en las vastas extensiones de cultivos ilícitos, mayormente la Coca.


Así como también por la modificación de los ecosistemas que dan paso a caminos, zonas de almacenamiento y hasta de pistas de aterrizaje clandestinas para el transporte de la materia prima.


Pero, miremos puntualmente el caso de Colombia. Entre 2001 y 2015 aparecieron, solo de cultivo de coca, cerca de 22.400 nuevas hectáreas, eso en términos gráficos y haciendo una equivalencia al área de una cancha de fútbol, es como si en esos 14 años se hubieran perdido 32.000 canchas de fútbol llenas de bosque que dieron paso a cultivos ilícitos por culpa de carteles de la droga.


Ahora bien, miremos otro factor de riesgo ambiental asociado a este cultivo: el uso de productos químicos, los cuales claramente no tendrán ningún tipo de control de uso y de disposición, por lo cual sus residuos tóxicos son vertidos a las quebradas y ríos que abastecen de agua potable a la población, lo cual incrementan el riesgo de salubridad de los colombianos.


Otro dato que alarma es la ubicación de esos cultivos, pues tradicionalmente se han desarrollado en zonas de difícil acceso a las autoridades, lastimosamente empalmando con parques nacionales y regionales naturales que debían estar protegidos y blindados por el Gobierno Nacional a este tipo de alteraciones, los cuales se han visto seriamente afectados por la deforestación, cambio de uso del suelo y pérdida de Biodiversidad.

 

 

El informe señala que el área sembrada con coca en Parques, aumentó en el último año de medición en un 45 por ciento. Así mismo, de los 59 Parques Nacionales que tiene Colombia 16 de ellos presentan cultivos de coca, entre los parques afectados se encuentran: Sierra de La Macarena (Meta), Munchique (Cauca) , Alto La Fragua (Caquetá) y Catatumbo (Norte de Santander), de acuerdo con cifras hasta 2015.

 

Sin embargo, Estados Unidos tiene un dato mucho más reciente en el que los cultivos de coca alcanzaron las 185.000 hectáreas, cifra preocupante para Colombia en la lucha contra las drogas y con el papel que jugará el medio ambiente en el posconflicto, teniendo en cuenta que, según organismos de seguridad del estado las Farc son las que tienen -al parecer- bajo su control el mayor número de hectáreas de coca. Estas tendrían que haberse acabado con el fin de la guerra, sin embargo la realidad es otra.


Esperemos cuál será el actuar del Gobierno una vez se consolide la paz. Esperamos que los cultivos de coca no queden a la deriva, y que nuevos dueños aparezcan. Esperemos que la erradicación de cultivos continuará y que seguirá la lucha por una Colombia sin drogas. Aun así, muy seguramente nuevos carteles continuarán con la destrucción de las riquezas invaluables de nuestros parques naturales.

 

A pesar de las denuncias del señor ex presidente Pastrana, los cultivos de Coca y de cualquier otro elemento narcótico, no son solo responsabilidad de Colombia, pero si debe ser la permanente obra del Gobierno la de generar espacios de convivencia y sustitución, donde no se cultive la hierba maldita por convicción y no solo por persecución.


Si esta sociedad, que se ha convertido en la generación de las comunicaciones, no es capaz de orientar las necesidades de sus coasociados, en la defensa de una generación mejor, habremos perdido el tiempo como sociedad, y de nada nos habrá servido conquistar el espacio, y el haber incursionado de una manera revolucionaria en el tema de las comunicaciones. No habrá tiempo para reuniones, cumbres o pactos. El tiempo para actuar es hoy, y es en colectivo.

 

El uso racional del agua y los demás recursos naturales, el respeto por la vida, la forma correcta de reciclar, la abstinencia del uso del plástico y sus derivados, el saber que el vivir en una sociedad nos hace responsables de lo que sucede al conglomerado. Muchos no tenemos como intervenir, mas que con nuestras rogativas, para quienes profesamos la conciencia de un Dios viviente, sin embargo, somos responsables por nuestra forma de elegir, al nombrar líderes que tendrán la responsabilidad de tomar esas cruciales  decisiones por nosotros.

 

PD: vanitas vanitatum, et omnia vanitas. delige quem diliga…
Vanidad de vanidades, todo es vanidad. Elige bien a quien vas a amar. (Memorias del Rey Salomón, en el Libro Eclesiastes, de Salomón.

 

 

______________

PIE DE FOTOS:

/ El líder norcoreano Kim Jong vigila una prueba nuclear. / Foto: Ámbito Financiero - Ambito.com

/ Erradicación manual adelantada por la Fuerza de Tarea Apolo, del Ejército, en Cauca. / Foto: Prensa Ejército Nacional.

/ Parque Nacional Natural Munchique. / Foto: www.parquesnacionales.gov.co

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload