¿La masa ignorante contra los nobles ilustres?

October 18, 2016

Primero lo primero, voté SÍ, pero ganó el NO. Independientemente de cualquier argumento, sentimiento o sensación, el pueblo se expresó y dijo que no avalaba los acuerdos de La Habana; eso ocurrió y nada de lo que hagamos lo va a cambiar. Sin embargo, miremos para atrás para poder mirar hacia adelante.

 

La elección del dos de octubre probó lo polarizada que está Colombia, en términos prácticos (y simplistas), la mitad del país está dispuesto a otorgar N concesiones a las Farc con el sueño que se desmovilicen y la otra mitad piensa que N es un precio muy alto a pagar. Las campañas, de un lado y del otro estuvieron plagadas de información a medias, desinformación, caudillos y movimientos ciudadanos que por múltiples razones aducían su voto al SÍ o al NO. Sin embargo, en muchos de los que votaron SÍ, quedó un tufillo de que les robaron y de que unas personas presas de la desinformación y el miedo (la masa ignorante), lideradas por un grupo de villanos malvados vencieron a los notables ciudadanos, informados y educados. No es así.

 

El economista (y genio) Bernardo Brigard Posse, hizo un análisis muy juicioso de entender cómo votó el país, cogió las votaciones en cada departamento y las contrastó con datos como educación, PIB y SISBÉN. Quiero compartir y analizar aquí algunas de sus perlas, para meterle elementos objetivos a la discusión.

                       

TASA DE ANALFABETISMO VS. VOTOS POR EL SÍ

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

COBERTURA EN EDUCACIÓN MEDIA VS. VOTOS POR EL SÍ

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El principal mito de estas elecciones reza que las personas menos educadas, son más manipulables o no tienen la capacidad de compresión requerida para votar SÍ. Este análisis hecho con los promedios departamentales de analfabetismo y cobertura en educación media, nos muestra que, en los departamentos donde hay menos cobertura educativa y más analfabetismo, ganó el SÍ y la tendencia no es nada despreciable (la línea punteada marca la tendencia). Es decir, los menos educados votaron por el SÍ, lo cual tumba este mito.

 

PIB DEPARTAMENTAL VS. VOTOS POR EL SÍ

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

PERSONAS EN SISBÉN VS. VOTOS POR EL SÍ

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Una tendencia similar ocurre cuando evaluamos la relación entre ingresos y votos por el SÍ. El análisis nos permite ver que los departamentos con menor PIB y dónde hay más personas en SISBÉN, votaron en mayor proporción por el SÍ.

 

La posición que los del SÍ lo hicieron informados y los del NO desinformados, no solo es arrogante, sino que no es basada en ninguna prueba real, por lo contrario, si compramos la premisa que los pobres y menos educados normalmente están más desinformados que los ricos y educados, acá pasó lo contrario.

 

Como producto del resultado de la consulta del plebiscito, muchos jóvenes han manifestado, física y digitalmente, su inconformismo con la falta de una ruta clara de acción y están exigiendo vehementemente un #AcuerdoYa. Considero que este ejercicio (bello e inspirador) debe basarse en los valores de la comprensión, tolerancia y paz, y no en recriminarles a las personas que no avalaron los acuerdos su negativa en el plebiscito. El ejercicio democrático es legítimo, y tenemos que entender que acá la mitad del país no acepta los acuerdos, y tienen argumentos tan valiosos como los que sí los aceptamos. Partamos de esa premisa y comencemos a escucharnos, no alienemos a los que piensen diferentes ni los tildemos de poco educados y manipulables, que fácilmente puede ser el argumento de algunos para explicar el voto del SÍ.

 

Amor y paz

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Desarrollado por la Dirección de Nuevos Medios, ProDignidad SAS.       Desarrrollada a partir Plantlla : WIX     2020