PLANEACIÓN POR ESCENARIOS

* Párenme bolas: la planeación por escenarios analiza diferentes futuros que puedan presentarse.

En tiempos de incertidumbre -como los actuales, con los rebrotes del Covid-19, la guerra entre Rusia y Ucrania, o las elecciones presidenciales del 29 de mayo en Colombia- se genera incertidumbre respecto del futuro. De esta situación, las empresas no son la excepción y deben ajustar su planeación para dar respuesta y ajustarse a las eventualidades y necesidades que se puedan presentar.


La planeación tradicional se está revaluando, ya que se tiene que acoplar a los momentos que presenta la realidad. Esa planeación no satisface del todo a los aspectos de toma de decisiones en tiempos actuales. Párenme bolas: la planeación tiene que migrar a ser más dinámica y más consecuente a los momentos de verdad que se están viviendo hoy en día. Para ello existe la planeación por escenarios.

Párenme bolas: todo lo que implique el concepto de planeación, estrategia y táctica proviene del mundo castrense, y la planeación por escenarios no es la excepción. Como resultante de la segunda guerra mundial y el análisis de futurólogos enfocados en explorar posibles rutas de penetración por donde podría ingresar el el enemigo, con el objetivo de diseñar una estrategia lo suficientemente sólida que les permitiera derrotarlo. Así nace este modelo de planeación. Herman Kahn, en los años 50, traslada su conocimiento como estratega militar al mundo de los negocios, que más tarde se aplica al mundo político.


Ahora bien, pasando de la historia del origen, y analizando la aplicación en el mundo de los negocios, el concepto de planeación por escenarios fue aplicado años más tarde por la empresa Shell con el fin de anticiparse al embargo petrolero de la OPEP que conllevaría la caída de los precios del petróleo en la década de los 80s. Expertos de Shell analizaron varios escenarios en los que podría verse afectada la empresa. Al tener previsto los escenarios que se podrían presentar se adelantaron a la competencia, convirtiéndose en una de las empresas más rentables de la industria.

Es necesario comprender la estrategia corporativa y las diferentes aristas que se puedan presentar en los diferentes futuros.

Dicho esto, la planeación por escenarios analiza los diferentes futuros que puedan presentarse, planteándose una misma estrategia y cómo esta puede ajustarse a las diferentes situaciones que podrían afectar a la organización.

¿Cómo hacer una planeación por escenarios?

La clave de la planeación por escenarios es tener la misma planeación y aplicarla a los diferentes escenarios. Es decir, se aplica la estrategia corporativa a los diferentes futuros, ajustándola según cada escenario. De lo contrario sería una planeación tradicional aplicada a diferentes aspectos. Es necesario comprender la estrategia corporativa y las diferentes aristas que se puedan presentar en los diferentes futuros.

Empecemos…

• Hacer un PEST para analizar los diferentes futuros y verificar TENDENCIAS.

• Se basa en la posibilidad de tendencias.

• Se debe observar aspectos del presente y analizar probabilidades de ocurrencia.

• Los diferentes tipos de escenarios sirven para hacer una prospectiva en futuros distantes que informen la estrategia de hoy.

Hay que tener en cuenta que la planeación por escenarios NO ES para saber qué sucederá en el futuro, es para tener las alarmas o señales necesarias que permitan identificar cada camino, para poder afrontar los escenarios y decir cómo ubicarse y qué recurso aplicar con el fin de sortear cada evento que surja en el futuro.

Párenme bolas: para poder aplicar una planeación por escenarios es necesario “mirar el bosque y después el árbol”, es decir de lo general a lo particular. Primero se analiza el macro entorno, se realiza el PEST, posteriormente se analiza la industria y debe preguntarse que están haciendo los diferentes actores involucrados. Se finaliza con el análisis de la empresa. Debe preguntarse qué puede estar cambiando al interior de su negocio.


Ahora bien, si ya se analizó lo que está pasando, debe pensar en lo que necesita su organización, y lo que desea (que son dos asuntos bien diferentes). Elabore una lista de esas necesidades para poder satisfacerlas. Para ello es necesario:

  • Realizar un plano cartesiano y escoja dos variables diametralmente opuestas que tengan alto nivel de incertidumbre y alto impacto.

  • Dar un título diametralmente opuesto a cada EJE y ubique las dos variables.

  • Ubicar en los extremos esa palabra clave que define cada eje de manera opuesta.

  • Describir cada variable que capture la incertidumbre.

  • Realizar una descripción en cada cuadrante de manera que exprese lo que puede pasar en cada escenario.

  • Aterrizar el impacto que tendrá en lo que va a evaluar (empresa).

  • Aplicar la estrategia corporativa a cada escenario; en este caso cuadrante.

  • Crear una lista de alarmas. Estas indicarán la ruta a seguir cuando se presente cada escenario.

De esta manera, cada líder organizacional podrá detectar como ‘jugar’ en cada escenario presentado y afinar de esta manera la táctica con el objetivo de minimizar el impacto a las eventualidades que se presenten.