JEP retoma excavación en 'La Escombrera'

* La Sección de Ausencia de Reconocimiento estima que en la Comuna 13 hay 459 víctimas de desaparición forzada entre 1978 y 2016, con una concentración de casos en 2002 con casi 200 víctimas.

Técnicos forenses de la Unidad de Búsqueda de Personas dadas por Desaparecidas y la Unidad de Investigación y Acusación de la JEP retomaron la excavación. / Foto: JEP.

Medellín | En la Comuna 13 de Medellín la JEP retomó la tarea de excavar los terrenos de 'La Escombrera' bajo el firme propósito de cumplir con la solicitud de numerosas organizaciones de víctimas de desaparición forzada que exigen que sus seres queridos sean hallados, identificados y entregados dignamente. Además, dictó nuevas órdenes para que las entidades que hacen parte del proceso continúen garantizando los derechos de las víctimas.


A través de representaciones simbólicas y conmemorativas realizadas por los familiares de las víctimas, acompañadas por las organizaciones 'Mujeres Caminando por la Verdad', el Movice y la Corporación Jurídica Libertad, se dio tono y carácter a la audiencia pública convocada por la Sección de Ausencia de Reconocimiento de Verdad de la JEP el pasado 10 de noviembre. La audiencia se realizó para hacer seguimiento a las órdenes impartidas por la JEP a distintas entidades para hallar e identificar los cuerpos que habrían sido desaparecidos en la Comuna 13 de Medellín.


En lo alto de 'La Escombrera', a pocos metros del polígono o zona demarcada como de interés forense, magistrados y víctimas se reunieron para dar inicio a la audiencia en la mañana del jueves 10 de noviembre.

En lo alto de 'La Escombrera', a pocos metros de la zona de interés forense, magistrados y víctimas dieron inicio a la audiencia. / Foto: JEP.

El primer acto simbólico de la jornada lo protagonizó Margarita, madre de un desaparecido, quien cantó 'Clamando Justicia', una composición propia. Luego, las víctimas sembraron plantas en memoria de las personas que habrían sido desaparecidas en 'La Escombrera, y también entregaron un reloj de arena a la magistratura, que representa el tiempo que corre para encontrar a sus seres queridos.


Con el inicio de estas nuevas excavaciones se espera esclarecer el destino de 459 víctimas de desaparición forzada en la Comuna 13 de Medellín que según la JEP se presentaron entre 1978 y 2016. Esta cifra fue determinada gracias a la información suministrada por la Alcaldía de Medellín, Medicina Legal y la Fiscalía General de la Nación. La Sección de Ausencia de Reconocimiento de la JEP también halló que en el 2002 se presentaron cerca de 200 desapariciones forzadas, periodo que coincide con el enfrentamiento entre el Bloque Cacique Nutibara y las milicias y se presentaron diversas operaciones de la fuerza pública.


En el perímetro identificado y protegido por la JEP, los equipos de la Unidad de Búsqueda de Personas dadas por Desaparecidas y la Unidad de Investigación y Acusación de la JEP, llevarán a cabo excavaciones entre 6 y 8 meses. “La Jurisdicción Especial para la Paz retoma hoy la tarea de excavar estas montañas a fin de buscar los cuerpos de quienes, arrancados injustamente de sus días, sometidos y humillados, fueron enterrados como semilla de incertidumbre y sufrimiento", dijo el magistrado Gustavo Salazar Arbeláez en sus palabras de instalación de la audiencia.


“Lanzados a lugares inciertos luego de muertes solitarias, los victimarios pretendieron negar su crimen, borrar presencias, desvanecer sus culpas en el olvido. Hoy estamos aquí para recordárselas (…) La respuesta de las instituciones del Estado ante la desaparición forzada en la Comuna 13, alcaldía, gobernación y gobierno nacional, ha sido tardía y claramente insuficiente, en una sostenida vulneración de derechos de las víctimas", dijo el magistrado Gustavo Salazar.


Por su parte, el magistrado Óscar Parra, de la Sala de Reconocimiento, hizo una intervención especial como relator del Caso 08, que investiga los crímenes cometidos por integrantes de la fuerza pública y otros agentes de Estado, en asocio con grupos paramilitares o terceros civiles. “Esta tierra que vemos es parte del camino que lleva el Caso 08. El reloj que nos entregan es el tiempo asociado a la lucha de las víctimas por la justicia, el símbolo de mujeres buscadoras para quienes un día de búsqueda es a veces un día infinito (…). Aquí comienza el Subcaso Antioquia del Caso 08", dijo Parra.


En la jornada de la tarde, en el Palacio de Justicia de Medellín se recibieron los informes técnicos forenses y administrativos de las entidades involucradas en las medidas cautelares dictadas por la JEP. Representantes de la UBPD, de la UIA, de Medicina Legal, de Equitas Colombia, de la Alcaldía de Medellín, y de la Gobernación de Antioquia, dieron cuenta de las acciones realizadas para acatar las órdenes de la sección y responder a las necesidades de las víctimas.


La magistrada Gloria Amparo Rodríguez, de la Comisión Territorial y Ambiental de la JEP, exhortó a que se tenga especial consideración con la contaminación de todo tipo que se desprende de las acciones que se llevan a cabo en 'La Escombrera'. “Estamos comprometiendo no solo los derechos de las víctimas sino también los derechos de quienes están por venir", dijo Rodríguez, e hizo un llamado a la Gobernación de Antioquia para que vele por los intereses de las víctimas de forma efectiva en lo relativo a los títulos de extracción minera en esa zona.


Las madres buscadoras, depositaron mensajes a sus seres queridos en una bitácora. Al menos 23 de estas madres de la organización 'Mujeres Caminando por la Verdad' han muerto esperando una respuesta sobre la suerte de sus hijos, esposos y hermanos. Adriana Arboleda, de la Corporación Jurídica Libertad, hizo un llamado a que la desaparición forzada sea un crimen que remueva a la sociedad y al Estado. “Esperamos que ustedes, jueces y juezas de la JEP, escuchen el clamor de las mujeres buscadoras (…). No se puede entender cómo en un país como Colombia, con miles de desaparecidos, no exista una política pública para la custodia de los cuerpos y para los procesos de identificación". Finalmente, luego de que la magistratura y las organizaciones de víctimas hicieran preguntas específicas a las entidades involucradas, la sección dictó las siguientes nuevas órdenes de seguimiento a las medidas cautelares sobre la Comuna 13: 1) El Instituto Nacional de Medicina Legal deberá, en un término de 60 días, presentar un plan estratégico e integral para dar celeridad al proceso de identificación de cuerpos, y rendir un informe a la sección en 45 días. 2) La Gobernación de Antioquia deberá integrar su 'Ruta de Memoria de la Comuna 13' con el 'Plan de Búsqueda de La Escombrera', e integrar a 'La Escombrera' como lugar de memoria dentro de dicha ruta. 3) La sección ordenó ampliar la medida cautelar sobre el Jardín Cementerio Universal en las zonas 28, 29 y 29 A, y en la zona ubicada al costado occidental de la zona 29. También ordenó a la UIA caracterizar dichas zonas para identificar posibles puntos de interés forense. 4) Finalmente, la sección ordenó remitir copia de las actuaciones de esta audiencia de medidas cautelares a la Sala de Reconocimiento.

La Sala de Reconocimiento anunció que investigar las desapariciones forzadas de la Comuna 13 harán parte del Caso 08, recientemente abierto por la JEP.