Comunicación organizacional: CLAVE PARA EL ÉXITO


Emprender y lograr que una fabulosa idea se convierta en una empresa exitosa tiene su método. Se debe trabajar con pasión en la planeación y diseño del plan de negocios y en el plan estratégico de comunicaciones. La generación de capital reputacional depende de lo que los demás piensen de su empresa, por eso no es una buena idea dejar las comunicaciones al azar.

Es necesario tomar tiempo para trabajar en un plan estratégico de comunicaciones que responda, entre otras, a la pregunta: ¿Cómo vamos a comunicar nuestra propuesta de valor?

La comunicación no es un gasto, es una inversión y permite obtener beneficios económicos, de reputación, imagen y notoriedad, bases para lograr el afianzamiento de la compañía en el mercado.

¿Quién eres?, ¿Qué ofreces? Las respuestas a estar preguntas deben ser transmitidas de forma adecuada y en los momentos indicados. No se trata de lanzar mensajes en regadera, derrochando tiempo y dinero. Por eso lo mejor es acudir a un profesional que logre una verdadera conexión con los distintos públicos. La comunicación es una magia especial, no se equivoquen, no cualquiera logra comunicar, persuadir y ganar confianza. Transmitir un mensaje, eso es otra cosa.

La comunicación, bien manejada, se puede convertir en una barrera de entrada para la competencia, en un factor diferencial y de innovación.

"La comunicación es transversal, transformadora y estratégica; es lo que va a permitir evolucionar, avanzar. Cada vez la comunicación abre nuevos caminos y se convierte en un desafío", afirma Diana Acosta Miranda, ex secretaria de comunicaciones del Distrito de Barranquilla. Así como el médico utiliza el estetoscopio para escuchar el corazón del paciente, el comunicador debe escuchar a su audiencia y como el especialista, saber cuándo late despacio, acelerado y así saber qué está pasando. Esto significa, tener claro el objetivo, reconocer las audiencias y generar empatía con el mensaje, enfatiza.

Top of Heart

Es que cualquiera puede publicar una foto en Instagram. Pero lograr que esa foto emocione, lograr que la marca enamore: ¡ese es el secreto!

La experta en comunicación organizacional en entidades de salud, Liliana Montoya, afirma que la empresa no solo se debe dedicar a crear una necesidad y satisfacerla sino a superar las expectativas de la audiencia a la que quiere conquistar. Antes lo importante era estar en la mente, ahora le estamos apuntando a estar en el corazón de los usuarios. Pasamos del Top of Mind al Top of Heart.

“El punto de partida de cualquier plan de comunicaciones tiene que ser trabajar con el cliente interno. Si los empleados están entrenados, si fueron seleccionados teniendo en cuenta sus competencias en comunicaciones, si tienen claro que de cada uno depende que los clientes se vayan con la mejor imagen de la entidad, seguro van a lograr cautivar al cliente externo, por ejemplo, en el hospital una paciente que va a tener un bebe recibe la mejor atención, superando sus expectativas por el trato del personal. ¿Qué va a pasar? Esa madre va a hablar a sus familiares y amigos de lo bien que la atendieron en el Hospital. Eso es el trabajo de comunicación con el cliente interno logrando impactar al externo. Las personas son las que logran eso. Personas tratando con otras personas.

El mejor negocio es ser ético

Para la comunicadora social Ruby Rubio, con experiencia en varias entidades en comunicación organizacional, es importante comprender que ser ético es el mejor negocio, porque la comunicación construye confianza y lealtad y como consecuencia de eso los clientes prefieren la marca y las ventas crecen.

“Considero que la comunicación, es más que importante, vital, para los seres humanos, para la sociedad y por supuesto para las organizaciones, tanto para las entidades públicas como privadas. Es vital porque si no contamos lo que hacemos, primero corremos el riego de que nadie lo sepa, nadie nos conozca y segundo, y más grave, es que otro cuente, a su manera, lo que nosotros somos y hacemos. Es algo que aplica para la vida personal y empresarial, es importante porque cuando nosotros comunicamos estamos transmitiendo transparencia y esa es una de las armas mas poderosas a la hora de hacer negocios” recalcó.

La consultora en comunicaciones afirmó que el siglo XXI, es el de las comunicaciones, todas las personas que quieran vender, convencer o influir tienen que ser transparentes o éticos y lo primero es saber quién comunica, con el boom de las redes sociales hay un error conceptual y es que cualquiera comunica y yo pienso que lo primero que tiene que hacer una empresa es escoger muy bien quien va a ejecutar y elaborar una estrategia de comunicaciones. Esto es delicado porque hacer comunicación no es hacer medios, no es hacer un tik tok, no es hacer YouTube, no es tener Twitter o una cuenta de Facebook, ni colocar veinte avisos publicitarios. La comunicación es una ciencia profunda y sagrada. De la comunicación depende cuanto dura el negocio y además maneja un tema sagrado que es la reputación.

En la entrevista, que pueden escuchar en el podcast #EFicazMente, Rubio Loaiza continúo diciendo: “Yo creo que cuando las organizaciones están pensando en comunicar tiene que observar muy bien y definir quienes son sus públicos objetivos. Una vez que sabemos con qué publico se relaciona de manera directa y indirecta. Porque si una empresa se dedica a hacer algo especifico como zapatos o ventas eso no significa que esa empresa se relacione con todo el mundo. No es lo mismo lo que le dices al vecino que al otro fabricante que le compras insumos”.

“Entonces una organización tiene que saber muy bien quienes son los responsables de esa estrategia de comunicación, identificar muy bien de la mano de ellos quiénes son esos públicos objetivos (de los objetivos del negocio), no descuidar a los públicos vitales y también hay que identificar los canales, ya que no podemos usar el mismo canal para una señora de setenta años que para una joven de quince”. Sentenció.

“Transmetro, en 2010, empezó su comunicación y yo tuve la bendición de liderar ese equipo de comunicación por nueve años y pude seguir y notar como iban evolucionado los públicos y los canales de comunicación de esta empresa. Cuando hicimos el mapa de stakeholders encontramos que eran muchos públicos y fue un éxito tener un mensaje y una estrategia diferente para cada uno. No era lo mismo los que tomaban el sistema una vez a la semana, o los que lo hacían en horas pico o en silla de ruedas”, recordó.

El capital humano es decisivo en el éxito de la empresa y la comunicación es el aspecto clave para motivar y lograr éxito en el trabajo en equipo y en el proceso de lograr cautivar a los clientes.

Desarrollado por la Dirección de Nuevos Medios, ProDignidad SAS.       Desarrrollada a partir Plantlla : WIX     2020