Desarrollado por la Dirección de Nuevos Medios, ProDignidad SAS.       Plantlla : WIX     2019

Camino hacia el entendimiento

May 1, 2018

Hombres y mujeres tienen visiones particulares de cómo sueñan este país en paz.

 

Saber qué pensamos facilita el camino hacia el entendimiento, y sobre todo, hacia la construcción de ese país que anhelamos.

 

CIUDAD PAZ consulta la opinión de la ciudadanía , contribuyendo al esfuerzo de reconstrucción del tejido social, incentivando la participación ciudadana. Escuchamos y respetamos las diversas opiniones.

EVA MONTOYA GUTIÉRREZ

Comerciante

 

“La paz empieza por cada familia, si queremos paz, iniciemos por nosotros y nuestro entorno. Si tenemos niños bien educados y personas bien formadas sirviéndole a la sociedad podremos encontrar una paz verdadera. Muchas personas hablan de paz, pero se la pasan peleando con sus vecinos, con la familia. La paz empieza con nuestra actitud. El cambio lo tenemos que dar en nuestro diario vivir y en la manera como nos relacionamos”.

​JEIMY HERRERA VERGAÑO

Auxiliar contable

 

“Yo creo que la paz empieza desde casa, inculcándole a nuestros hijos tolerancia, amor, respeto. Enseñarles que todas las personas tienen derecho a opinar diferente a nosotros.

Los colegios también juegan un papel importante. La institución tiene la responsabilidad de mantener los buenos valores que vienen aprendidos desde la casa y procurar para que los jóvenes crezcan en ambientes sanos”.

MARÍA CAMILA DÍAZ MÉNDEZ

Profesora de Danzas, Fundación Amable

 

“Sueño este país con una educación gratuita e incluyente. Como tengo que educar niños muy pequeños, puedo aportar ese granito de arena, enseñándoles a respetar al compañero, a respetar el espacio de cada uno, respetar diferentes opiniones, diferentes estilos de vida.

El ser profesora me da la oportunidad de inculcarle a los más pequeños el respeto por las diferencias, la resolución de conflictos a través del diálogo y la convivencia pacífica”.

DANIEL GÓMEZ ÁREAS

Estudiante de Ingeniería civil y ambiental, Universidad de Los Andes

 

“Siento que es algo a lo que estamos lejos de lograr. Siento que es un proceso largo, en el que es fundamental que nuestros dirigentes administren bien los recursos para la infraestructura, educación, salud y bienestar, en general para todos por igual. Yo sueño a Colombia en paz con más espacios culturales como la Feria Internacional del Libro de Bogotá, donde las personas puedan compartir y se reduzca la brecha socio-cultural”.

ÁNGEL DAVID TORRES NIÑO

Comunicador social-periodista, Uniminuto

 

“La educación es un pilar fundamental en la construcción de la paz. Por eso hay que llevar educación a los lugares más alejados. Es indispensable que haya programas articulados, para que las personas se formen, pero que una vez formadas cuenten con oportunidades laborales. También es importante trabajar en la cultura. Como muchos hemos crecido viendo la guerra, no conocemos otro país. Es hora de pensar en la paz y construirla desde nuestras casas, desde nuestro interior”.

ANGIE KATHERIN PRECIADO CASTAÑEDA

Comunicadora social-periodista, Uniminuto

 

“Este país estará en paz en el momento en que cambie nuestra mentalidad. La paz empieza desde casa, en la forma como nos relacionamos con la familia y con los vecinos.

Mucha gente habla de paz, pero discuten en el transporte público y en la calle por diferentes motivos. Los niños son muy importantes, pues ellos son el futuro y si los formamos en una cultura de paz estarán preparados para darle un rumbo diferente a la Nación”.

LINA TATIANA GONZÁLES BUITRAGO

Estudiante de diseño de modas, Escuela Arturo Tejada

 

“Me gustaría que se acabara de una vez por todas la confrontación armada, no solo con la guerrilla del Eln, sino con todas las diferentes disidencias que dejaron procesos con el Epl, las Farc y otros grupos armados. Para eso, el Estado debe garantizar la participación de la sociedad en la construcción de un país justo y equitativo con oportunidades para todos.

Ya, más a nivel local y personal, la paz se hace desde nuestros barrios, por ejemplo, si evitamos el chisme, la envidia y otras malas costumbres estaremos haciendo paz”.

JOSÉ ANTONIO ROBALLO LEÓN

Profesor de filosofía, Colegio Julio Flórez

 

“Sueño el país en paz con una sociedad justa, donde los más pobres tengan oportunidades para salir adelante. Donde se creen las normas para respetarlas. No como ahora, que "hecha la ley, hecha la trampa". Importante aprender a vivir en comunidad. La base de todo está en la educación. Un país bien educado puede soñar con vivir algún día en paz. Del mismo modo cada individuo debe procurar por encontrar su paz interior. Si estamos en paz con nosotros mismos, podemos irradiar paz a los demás. Siendo buenos con aquellos que nos aman, ayudándonos entre todos podremos lograrlo”.

JUAN PABLO ROJAS BRUCH

Estudiante de Ciencias Políticas, Universidad Javeriana

 

“Un país en paz es en el que quepamos todos, así sintamos y pensemos diferente. Que eso no sea razón para que a usted lo maten o pasen por encima de los demás. El respeto es fundamental para una buena convivencia. Si respetamos a todos, pequeños, grandes, pobres, ricos, educados, analfabetas, todos merecemos el mismo trato con respeto. Igualmente, la educación podrá llevarnos por el camino hacia la paz. Es imposible pensar en una nación en paz con un pueblo ignorante”.

TATIANA BENÍTEZ GARZÓN

Estudiante de Licenciatura en Pedagogía Infantil, UniPanamericana

 

“Que los ciudadanos tengamos buenas virtudes es fundamental para que vivamos en paz, es decir empezar por cada uno. Si un niño es bien educado desde su hogar, se le abrirán más puertas y seguramente tendrá un futuro más prometedor. El núcleo familiar como base de la sociedad debe ser atendido por el Estado de una manera integral. Los gobernantes deben estar conectados con los sueños y aspiraciones del pueblo, para apoyarlos y generar desarrollo. Si las personas se sienten bien de salud, con trabajo y buena remuneración, es muy difícil que se presente la guerra”.

JULIÁN BEDOYA OSORIO

Docente

 

“Para que haya paz se necesita una redistribución de la tierra, también requiere de tolerancia y respeto, pero sobre todo educación. Para que la gente entienda el proceso de transición deber educarse. Soy partidario de una profunda reforma económica donde salgamos de la producción petrolera y nos concentremos en la producción agropecuaria y el respeto por la tierra. El Estado debe volcarse hacia el campo y priorizar a las personas. Este es un país muy rico. Eso lo hemos oído desde siempre. Ahora es el momento de entenderlo y saber aprovechar las ventajas de nuestro territorio”.

ANA LUISA CARMONA RAMÍREZ

Estudiante de artes visuales, Instituto Tecnológico Metropolitano

 

“Sueño este país en paz, viajando a los lugares vetados por culpa del conflicto. Nosotros podemos aportarle al proceso, eligiendo bien a quienes nos gobiernan. La historia de la guerra lleva muchos años y no empieza con el narcotráfico, como la mayoría piensa. Vivimos la guerra desde la época de la colonización, por eso llevamos esa cultura de guerra en nuestra sangre. Ahora que hemos decidido apostarle a una salida al conflicto armado sin necesidad de las armas, se hace necesario una educación de calidad para que podamos debatir con ideas”.

OSCAR ANDRÉS CONTRERAS ROJAS

Músico independiente

 

“Imagino este país en paz, con una economía que priorice el turismo. Colombia tiene muchos paisajes hermosos que no son tan visitados por el conflicto armado que hemos vivido. Si los recursos que han sido destinados para la guerra se invierten en las necesidades del pueblo, produciendo desarrollo social, muy pronto veremos los resultados y seremos más los que creemos en el proceso. Mucha gente se muestra un poco pesimista, pero debemos entender que, si llevamos más de medio siglo en guerra, necesitamos tiempo y perseverancia para llegar a la paz, trabajando diariamente para lograrla”.

LEIDY TATIANA SANTOS CASTELLANOS

Ingeniera Química, Universidad Jorge Tadeo Lozano

 

“Primero que todo pienso que la paz va más allá de un simple acuerdo o una firma. La paz se construye y es por eso que, si realmente estamos entendiendo que vivir en guerra con nosotros mismos no tiene sentido, debemos estar dispuestos a pagar el precio para vivir en paz. Si todos unidos trabajamos por un solo objetivo, los resultados se verán de manera rápida, por ejemplo, todos unidos por una mejor educación, o todos unidos en los barrios para mejorar la seguridad, o todos unidos para sacar proyectos sociales que beneficien a los más necesitados, la guerra divide y la paz une. Esa es la diferencia y la gran ventaja”.

ADRIÁN BUSTOS CHACÓN

Estudiante de Ingeniería Ambiental, Universidad Distrital

 

“Me gustaría ver a este país en paz con colombianos defensores del medio ambiente, que nos entendamos como un conjunto y declaremos la paz no solamente entre nosotros, sino la paz con los animales, y con la naturaleza, en general. La humanidad irá a otro nivel en el momento en que practiquemos el respeto y amor por todo lo que nos rodea. El ser humano es egoísta y eso es una desventaja. Hay que trabajar por el bien común entendiéndonos como un todo que está conectado”.

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload