El man no es Germán…


MIRADA DE EXPECTATIVA FRENTE A LAS PRESIDENCIALES

En 1990 se rompió la tradición de hacer fila india para ocupar el solio de Bolívar. Ese 27 de mayo de 1990, un joven de provincia, rockero y economista de los Andes, dejó en la carrera a hombres como Hernando Durán Dussán, Rodrigo Lloreda Caicedo, Jaime Castro Castro o al eterno candidato Alvaro Gomez Hurtado.

Ese fenómeno se llamaba César Augusto Gaviria Trujillo. Y en 1994, esos mismos que hacían fila, prefirieron irse a las mieles diplomáticas antes de seguir insistiendo.

El año 2002 no fue diferente. Un atleta con garrocha, llamado Álvaro Uribe Vélez, dejó sin despegar a quienes pretendían hacer valer esa fila para ocupar la casa de Nariño. Y ahora, este año, que casualmente vuelve un 27 de mayo a ser la fecha en la que nos citemos en las urnas, un nuevo fenómeno político ha generado tal expectativa, que los expertos politólogos lo declaran vencedor en la primera vuelta: Iván Duque Márquez.

Entonces, volvemos a mirar a los caciques a quienes les gusta hacer fila. En esta oportunidad no es otro que Germán Vargas Lleras, un bogotano acartonado que conoce como nadie el país -porque es el heredero de una casta de 145 años de tradición política- y que cuenta con abuelo presidente, tío constituyente, tío abuelo presidente, bisabuelo fundador y director del primer instituto de medicina legal, y un tatarabuelo general de la República que dedicó sus últimos años a la explotación comercial de la lonja y finca raíz.

Hace ocho años, muchos en este país, daban como sucesor seguro de Juan Manuel Santos a Germán Vargas Lleras. Y, es más, para 2010 era el candidato ideal, luego de que dejara las toldas rojas de Serpa Uribe para apoyar el proyecto de la mano firme y el corazón grande. Leer hoy a Germán Vargas Lleras es leer al político que ha trasegado en tal cantidad de movimientos, que pareciera mas una colección de medallas, que una carrera política coherente: militó en el Nuevo Liberalismo, pero en 1990 fue elegido al Concejo de Bogotá por el Partido Liberal. En 1994 fue elegido Representante a la Cámara por la facción tradicional del Partido Liberal, entonces conducida por Julio César Turbay Ayala, pese a las diferencias que tuvo éste con el abuelo de Germán Vargas Lleras.

En 1998 fundó junto con Rafael Pardo y Alfonso Valdivieso el mentado Cambio Radical, hoy cuestionado partido político por corrupción. Pese a todo esto, prefiere en 2002 adherirse a Álvaro Uribe Vélez, olfateando ser su posible sucesor, pero no contaba con la reforma constitucional que le permitió a Uribe Vélez quedarse ocho años en la Casa de Nariño. Y luego de hacer una campaña novedosa en 2010, y con el mejor programa de Gobierno, tuvo que sumarse a la bendición dada por Uribe Vélez a Juan Manuel Santos Calderón.

DESPEGADAS FUERTES, FRENADAS EN SECO

Hace un año, pocos dudaban que el próximo Presidente sería Germán Vargas Lleras, quien se había probado en todos los escenarios: participó como ministro de Vivienda, Ministro del Interior, coptando todos los organismos con la chequera suficiente para permanecer vigente con obras y proyectos, cuyas cosechas eran solo para su alacena electoral.

Pero en el país de las sorpresas, no contaba don Germán, con la subida mágica de Iván Duque, debido a dos cosas que terminaron perjudicando a Germán Vargas Lleras: una la consulta interna de los partidos, y, otra, el terror que le sembraron al país con la posibilidad de la llegada de la izquierda al poder representada en Gustavo Petro Urrego. Estos dos factores lograron volcar el sentimiento nacional, con un giro a la propuesta de la derecha, haciendo que quienes participaron en la consulta, y viendo su candidato disparado, no quieran ahora devolverse a apoyar al candidato Vargas Lleras.

El 11 de marzo quedó demostrado que el pueblo no cree que el hombre a ungir en esta oportunidad sea Germán, y que como antípoda del libreto del Padre Lineros, sea conjugado a la inversa, es decir el 'Man no está vivo', pero en política todo puede suceder. Estamos a ocho semanas de la primera vuelta, y falta ver cómo se comportará el electorado, teniendo claro que el candidato de Uribe se ha estancado en las encuestas, pese a que los optimistas lo dan como ganador en la primera vuelta. Es decir que no nos veríamos en junio, sino hasta Agosto.

Sin embargo, para investir con la banda presidencial al nuevo gobernante hasta el 2022 faltan unos escenarios por conquistar. Primero los Cristianos, que fueron determinantes en el NO de octubre, y quienes han demostrado ser el electorado mas juicioso a la hora de obedecer las directrices de sus pastores. El otro nicho a conquistar es el de la abstención. Lograr reducir ese nicho, para llegar en primera vuelta, sin dejar ánimos cansados ni decepcionados para la segunda vuelta. De ganar Duque en la primera vuelta, a Germán Vargas Lleras sólo le quedará entregar su capital político a esa propuesta naranja, porque una tercera candidatura en 2022, ya lo dejaría vencido de entrada. Es decir, le corresponde un retiro decoroso, lo cual dudo, sabiendo del apetito burocrático que ha caracterizado a la casa Lleras, que es la misma Pastrana, reencauchada ahora en la figura de Marta Lucía Ramírez.

DE LAS SORPRESAS QUE DA LA VIDA

La única posibilidad que tiene Germán Vargas Lleras es que exista segunda vuelta, y que él pase con Duque o con Petro. En cualquiera de las dos opciones el vencedor sería él, porque conquistaría al electorado del bando que no ingrese a la competencia de la segunda vuelta. De pasar Duque y él, captaría todo el voto antiuribista, y de pasar Petro con él, captaría toda la derecha en su favor, lo que le daría la oportunidad de negociar la conformación de un Gobierno con el bando del ex presidente Uribe. Es decir, la tarea de Vargas Lleras es lograr pasar a la segunda vuelta, teniendo dos discursos listos: uno anti izquierda, y el otro anti Duque por su inexperiencia en lo público. Todo está en tablas, y en política nada está escrito hasta el día de las elecciones, cuando esperamos se respete la decisión popular y no las componendas que quedaron demostradas en marzo con la Registraduría.

Desarrollado por la Dirección de Nuevos Medios, ProDignidad SAS.       Desarrrollada a partir Plantlla : WIX     2020