Desarrollado por la Dirección de Nuevos Medios, ProDignidad SAS.       Plantlla : WIX     2019

Un nuevo Congreso

March 16, 2018

Pasadas las elecciones a Senado y Cámara de Representantes y las consultas interpartidistas del pasado domingo 11 de marzo, es conveniente llevar a cabo una serie de análisis que nos permitan establecer cual será el futuro próximo del país en materia política.

 

Empezamos diciendo que por los lados del Centro Democrático y del hoy senador electo Álvaro Uribe Vélez si bien aparecen como los ganadores de la jornada democrática, no deben estar muy contentos ya que ganando sienten que han perdido.

 

El invento de la lista con voto preferente, que esta vez pusieron en practica, perjudico tanto al grupo político como al mismo senador Uribe Vélez, ya que al final del día el Centro Democrático no creció en cuanto a número de curules al senado, sino que por el contrario vieron reducida su participación al quedar con solo 19 escaños después de que habían obtenido en la pasada campaña 21 escaños.

 

En alguna propaganda radial, el mismo Uribe Vélez invitaba a votar argumentando que en la actualidad eran muy poquitos los senadores que había por el Centro Democrático en el Senado, con los resultados del pasado domingo son aún más poquitos.

 

En lo personal a Uribe Vélez el sistema de lista con voto preferente tampoco lo favorecía ya que se pudo establecer con certeza cuál es su verdadero potencial electoral, potencial que no lo deja bien parado, a fin de cuentas.

 

Allegados y áulicos del expresidente manifestaban que este sería la mayor votación del partido y que estaría muy por encima de UN MILLON QUINIENTOS MIL VOTOS él solo, no hubo tal.

 

Los OCHOCIENTOS SETENTA Y CINCO MIL VOTOS que a final de cuentas obtuvo se alejan por mucho de la meta que se habían impuesto en ese partido para honrar a quien consideran el salvador del país.

 

No olvidemos que Uribe Vélez, en la actualidad es Senador, que en dos ocasiones recientes fue presidente de la República, que fue alcalde de Medellín y gobernador de Antioquia y es tal vez el político con mayor reconocimiento en la actualidad, aun con todo esto no se alcanzó la votación que se supondría correspondería a una persona con el recorrido político de Uribe Vélez.

 

En la pasada elección del Congreso (2014-2018) al ser una lista cerrada la del Centro Democrático y encabezada por Uribe Vélez todos los votos se le contabilizaron a él. En dicha ocasión obtuvieron mas de DOS MILLONES DE VOTOS, algo aparentemente digno y equilibrado con relación al personaje que encabezaba, en esta ocasión no fue así y su votación para nada se acercó a la expectativa que se tenía.

 

Se nos ha dicho que con la votación obtenida el pasado domingo Uribe Vélez es el senador más votado en la historia política del país, no vamos a desconocer y a desmentir dicha afirmación, pero si lo que debemos agregar es que se le está dando una presentación sesgada a un hecho político que tiene más sabor a derrota que a triunfo electoral.

 

Por último, frente a este punto no olvidemos que quien le siguió a Uribe Vélez en la obtención de la mayor votación individual el pasado domingo es el profesor Antanas Mockus quien logro la no despreciable suma de QUINIENTOS CUARENTA MIL VOTOS, agregándole a lo maravilloso de ese triunfo que el profesor llevaba ocho años retirado de la política, que su estado de salud no es el mejor, situación que llevo a que en un momento determinado Uribe Vélez le hubiera dicha “caballito discapacitado”, con todo y discapacidad saco una votación que entre todas las cosas tiene la particularidad de que le termino de aguar la victoria al señor Uribe Vélez.

 

Súmesele a lo anterior que de la lista del Centro Democrático se quemaron verdaderos barones electorales que le son muy necesarios y queridos a Uribe Vélez, como por ejemplo José Obdulio, Alfredo Rangel, Everth Bustamante y el Coronel Plazas Vegas por mencionar a algunos no más.

 

Así pues, que la tan cacareada victoria de la derecha en cabeza del Centro Democrático vista de forma mas minuciosa nos lleva a concluir que no hubo tal y que por el contrario queda un sinsabor a perdida y la idea de que a futuro las cosas se le irán complicando mas a dicho grupo político, esto sino logran dar el gran golpe que es sin duda quedarse con la presidencia de la republica en cabeza de Iván Duque.

 

Otro sector que salió a proclamar su victoria en las elecciones del pasado domingo es el grupo político del exvicepresidente Vargas Lleras, Cambio Radical, pero ¡a qué costo!

 

Cambio Radical siempre se ha distinguido, y en esta oportunidad no ha sido la excepción, por recibir candidatos altamente cuestionados por la opinión publica y por las autoridades judiciales. El caso mas reciente y que le costo a la larga su curul de senador es el de Bernabé Celis Carrillo que una semana antes de las elecciones tuvo que ser detenido por la policía por un caso de violencia intrafamiliar con su compañera.

 

Pero, también están los casos de varios candidatos que alcanzaron sus curules de senadores estando en medio de procesos penales en su contra o cuestionadas por su ejercicio como funcionarios públicos.

 

Si bien la estrategia y los beneficios -son la segunda fuerza en el senado con 16 curules- la composición de la lista deja mucho que desear y va a ser objeto de muchos criticas en los años venideros.

 

Este número de curules en principio deja bien parada la candidatura de Vargas Lleras para la Presidencia de Colombia, ya que se estaría ante un candidato con un fuerte respaldo de la clase política, pero cuando se analiza mas detenidamente estos apoyos nos encontramos que muchos de ellos son como el abrazo del oso, en vez de beneficiar terminan perjudicando al candidato.

 

Lo anterior es la explicación al por qué Vargas Lleras ha tratado, sin ningún éxito, de desmarcarse del partido Cambio Radical con argumentos por demás que caen en lo ridículo y que no han generado credibilidad en la opinan publica. Todos sabemos que Cambio Radical es Vargas Lleras.

 

Por último, queremos analizar lo sucedido con la consulta de Gustavo Petro en relación directa con la lista al Senado de Decentes, que como todos sabemos es la lista de los amigos de Gustavo.

 

Digamos inicialmente que la lista al Senado de Decentes estuvo en riesgo durante gran parte de preconteo de votos el día domingo después de las cuatro de la tarde de no alcanzar el umbral requerido para tener senadores electos. Al fin obtuvo dicho umbral y pudo elegir cuatro senadores (esto lo decimos sin conocer los resultados finales del escrutinio, esperando que el resultado no varíe) con una votación de QUINIENTOS VEINTITRES MIL DOSCIENTOS OCHENTA Y SEIS VOTOS.

 

Por su lado, Gustavo Petro en la consulta de la inclusión social por la paz obtuvo una votación de DOS MILLONES OCHOCIENTOS CINCUENTA Y TRES MIL SETECIENTOS TREINTA Y UN VOTOS.

 

Es decir, una abismal diferencia de votación entre el candidato Petro respecto de su lista de senadores. Esta diferencia, es obvio, le va a pasar cuenta de cobro y algo de mella hará en la aspiración del candidato.

 

Aquellos que hemos seguido con tanto interés la candidatura de Gustavo Petro y que consideramos que en sus manos este país sería objeto de una profunda transformación positiva para todos los colombianos no podemos desconocer los pobres resultados obtenidos en la campaña al Congreso de los Decentes.

 

Son solo cuatro senadores y dos representantes a la Cámara los que pudieron ser elegidos el pasado domingo por la lista de Decentes, cuando esperábamos que por los menos fuesen de ocho a 10 senadores y no menos de 17 representantes a la Cámara de todo el país.

 

La primera pregunta que nos hacemos será que estamos cayendo en la figura del CAUDILLISMO que es tan perjudicial en política.

 

Si la votación obtenida por Gustavo Petro en la consulta se hubiera visto reflejada en las listas al Senado y a la Cámara, aunque fuera solo la mitad de los votos obtenidos, hoy podríamos respirar con tranquilidad frente a la candidatura a la presidencia de Gustavo Petro. Lamentablemente no ocurrió así.

 

Agreguemos a lo anterior que si hacemos la comparación con un patio de juegos infantiles tenemos a todos los niños, en este momento, haciéndole bullying al niño Gustavo, que se encuentra solo en una esquina con sus carritos esperando que algún otro niño se le acerque para poder jugar con este, pero por lo visto se va a acabar la hora del recreo y ningún niño va a jugar con Gustavito,

 

Así las cosas, lo que veíamos tan claro hasta hace unas semanas de que Gustavo Petro ya estaba en segunda vuelta, hoy podría estar en duda y si verdaderamente no se hace reflexión profunda y se modifica la estrategia de campaña este sueño de transformación de un país en manos de Gustavo podría estar muriendo el 27 de mayo, día de la primera vuelta presidencial.

 

Amanecerá y veremos…

 

@DAGRAMAR2010

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload