Los regalos de Reyes en Bogotá


En Colombia existe la extendida creencia que anualmente los regalos de la navidad, los trae el Niño Dios, en la noche del 24 de diciembre. Los deja al lado del árbol de navidad, al pie del pesebre o junto a la cama de los niños. Esta tradición garantiza que lleguen los presentes a las casas pues de intentar traerlos Santa Claus, se encuentra con un país con poquísimas chimeneas y excepcionalmente, algunos tubos metálicos muy delgados para sacar el humo de grandes parrillas.

Pensado así, uno tendría que imaginarse a un Papá Noel o San Nicolás posmoderno, de barbas blancas, sonrisa socarrona y larguísimo para lograr deslizarse por los delgados tubos. Algo así como Peñalosa. Para evitar esa confusión, el alcalde de Bogotá (si es que Bogotá tiene alcalde) decidió repartir sus regalos en la ciudad, durante todo el mes de enero. Veamos:

Aumento de tarifas en Transmilenio. Según PeñaLosa, el valor que se paga por andar espichado en esas viejas macrolatas rojas de sardinas, es insuficiente para garantizar un buen servicio, por ello en enero se hizo la primera alza en el pasaje (se calcula que no serán más de 8 o 9 en este año). Con el pedacito de ganancia del distrito se abrirá una licitación para una campaña educativa: enseñarle al usuario como encajarse en los buses para aprovechar los espacios y duplicar la capacidad de los mismos.

Aumento de las tarifas de los parqueaderos. Para desincentivar el uso del automóvil y promocionar el uso de la lata roja de sardinas. Se destinará un presupuesto para desarrollar una campaña que señalice las nuevas tarifas y la ubicación de los parqueaderos para aquellas personas inconscientes que insistan en usar su automóvil. Se prepara licitación de Campaña.

Aprobación del parqueo en vía pública. Ante los altos costos de guardar los automóviles en parqueaderos privados, se alista una medida para dar en concesión algunas calles de la ciudad para que operadores privados permitan parquear por tiempos limitados (de 5:30 am a 11:45 pm aproximadamente) en las calles capitalinas. Se alista licitación para concesionarios (idealmente con experiencia en negocios de parqueo) y para instalación de bolardos (idealmente con experiencia en producir e instalar estos elementos).

Prohibición del Parrillero hombre en motocicletas en una gran parte del sector oriental de Bogotá. Medida transitoria (por aquello del tránsito, pues al parecer la medida va a ser permanente). Supuestamente con la disculpa de los altos índices de inseguridad, provocados tal vez por los “patos” de las motos, según los estudios de la Secretaría de Seguridad de la Capital. Vale la pena anotar que se pueden esperar otras medidas como la prohibición de tenis de color negro a hombres de mediana estatura en sectores como Usaquén y Patio Bonito, por el alto uso de este tipo de zapato por delincuentes hombres en los atracos y raponazos a pie. No se descarta la prohibición de taxis por el lado de Galerías para evitar paseos millonarios y la restricción de uso de billetes de Tío Rico en las cercanías de los bancos para evitar los paquetes chilenos. Obviamente se recomienda a los parrilleros que usen Transmilenio. Se alista licitación para hacer un estudió más amplio que permita relacionar la rapidez de recuperación de relojes de alta gama en la ciudad, con el bajo uso de bolsas para recoger el popó de las mascotas.

La tala de árboles en la ciudad. La perversa espesura evita que los transeúntes capitalinos disfruten de la luz solar. Está pendiente la apertura de una licitación para hacer casetas de “sombra” con unas buenas especificaciones y de excelentes materiales con piso de relleno fluido. Se prepara licitación.

Obviamente podemos darnos cuenta, que todos los regalos tienen una tarjetica que dice:

-De: PeñaLosa

-Para: Mi contratista preferido.

El problema, dicen los entendidos, es ¿dónde encontrar tantos contratistas, especializados en tan variados temas? Averígüelo Vargas… ¡Lleras!

Desarrollado por la Dirección de Nuevos Medios, ProDignidad SAS.       Desarrrollada a partir Plantlla : WIX     2020