Pregones de Guerra


El expresidente Álvaro Uribe, a quien muchos se empeñan en llamarlo aún presidente –haciendo una pequeña venia con la cabeza–, se ha esforzado por construir en su partido una interesante baraja de candidatos para aspirar, a la primera magistratura.

Como es bien sabido, en el Centro Democrático, la democracia solo la ejerce quien está en el Centro (el expresidente Uribe) por ello, todos los precandidatos están a la expectativa de “lo que diga Uribe” y así, el celebérrimo dueño del Ubérrimo, sigue analizando cada nombre y cada apellido para poder tomar esa definición.

Para empezar, a Uribe le encanta entre sus candidatos, el discurso de Guerra. Obviamente me refiero a la candidata María del Rosario Guerra de la Espriella, no a la oposición férrea de los Uribistas a los procesos de desarme de las Farc.

Charito Guerra tiene una ‘bonita familia’: su esposito, Jens Mesa Dishington, es el presidente de Fedepalma, el gremio de palmicult