Desarrollado por la Dirección de Nuevos Medios, ProDignidad SAS.       Plantlla : WIX     2019

Ni una más

December 16, 2016

El abuso contra las mujeres ha venido en aumento en los últimos años en Colombia y las mujeres menores no son la excepción, el último caso que ha conmocionado al país y ha sido el foco de los medios de comunicación fue el de la niña de 7 años (Yuliana Andrea Samboní) en un sector exclusivo de la capital, a ella se suma el caso de Natalia Román, una menor de 13 años que había desaparecido en Terranova y su cadáver fue encontrado en el río Cauca atado de pies y manos con impactos de bala.


Las cifras no son para nada alentadoras, en el segundo semestre de 2015 fueron asesinadas 256 mujeres, de las cuales 200 fueron víctimas de sus parejas o exparejas sentimentales, así lo afirma Isabel Agatón Santander al portal feminicidio.net. Agatón fue la promotora de la ley Rosa Elvira Cely que empezó a regir a partir del 6 de julio de 2015.


Durante el primer semestre de 2016 los casos de feminicidio y violencia contra la mujer son alarmantes, 399 mujeres han sido víctimas fatales de los abusos que según la defensoría del pueblo en su mayoría han sido causados por los hijos de las víctimas.


Carolina Tejada, defensora delegada para los derechos de las mujeres y asuntos de género en entrevista para noticias RCN, aseguró que  han identificado 1.658 casos de amenazas catalogadas como críticas, de un total de 6.219 mujeres que han reportado algún tipo de amenazas.


Según Tejada, de los registros de la defensoría del pueblo se han establecido que el 50% de las amenazas provienen de compañeros sentimentales, también aseguró que “estamos acercándonos a que la mitad de los homicidios en Colombia, son feminicidios”.


Las agresiones a las mujeres a junio de 2016 llegaron a superar los 20.000 casos, una cifra nada alentadora para las mujeres, ya que como se ha detectado según la fuente oficial, en su mayoría han sido víctimas del cónyuge y de exparejas sentimentales.


Para la defensora de los derechos de las mujeres, muchos de los casos de feminicidio  pudieron ser evitados, siempre y cuando la mujer tome el valor de denunciar y encuentre una respuesta institucional adecuada.
En América Latina las mujeres vienen siendo el centro de desahogo de los hombres quienes se aprovechan de su condición para agredirlas violentando sus derechos y victimizándolas a tal punto de cegarles la vida. Colombia es aún un país machista donde se cree que la mujer es un objeto que “le  pertenece” al hombre, esto se evidencia en los datos de Medicina Legal sobre violencia contra la mujer en donde los departamentos con mayor número de denuncias son Valle del Cauca, Arauca, Putumayo, Caquetá, Guajira y Bogotá. 


Es necesario que desde las familias eduquemos hijos para la vida, para una sociedad en paz, que se respete a la mujer en igualdad de condiciones con los hombres y se le proteja como un tesoro ya que ellas son quienes tienen el don  de la procreación y sostenibilidad de la raza humana.


No podemos sentarnos a esperar a que los gobiernos hagan el trabajo que nos corresponde a los padres con el apoyo de la escuela.


El problema es de fondo y si queremos un país mejor, una sociedad libre de violencia es nuestro deber educar bajo valores y respeto y desechar los conceptos retrógrados como el machismo que hace que los individuos “machos” se crean superiores a quienes nos han dado la vida.
 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload