Desarrollado por la Dirección de Nuevos Medios, ProDignidad SAS.       Plantlla : WIX     2019

NELSON PINEDO: “Yo no soy de por aquí, yo soy muy barranquillero”

October 17, 2016

Al escucharse los sones producidos por las trompetas más prestigiosas que tuvo la tan recordada Sonora Matancera de Cuba, emitidos magistralmente de forma sin inigual, por un dúo que le colocó la impronta a la internacional  agrupación cubana, como fueron Calixto Leicea primera trompeta y Pedro Knight, como su segundo trompetista y la voz  inconfundible de un rebolero de cepa, Nelson Pinedo, cantante y compositor barranquillero, el corazón de los amantes de esta música palpita a ritmo acelerado, en las diferentes épocas de actuación de esta valiosa agrupación por sus melodías que no pasarán jamás de moda.


La orquesta fue dejando mensajes positivos en cada actuación durante las giras por varios países del mundo con una nómina de lujo integrada además del “pollo barranquillero “ como era conocida esta figura nacional por los mejores artistas como: Daniel Santos, Celia Cruz, Bienvenido Granda, Celio Gonzales, Carlos Argentino. La sangre colombiana estaba representada allí por Nelson Pinedo y como nacionales era incontenible sentir esa emoción con el saber de qué allí estaba un pedacito de Colombia nuestra patria y precisamente parido en el corazón de Barranquilla... Rebolo uno de los barrios tradicionales de la capital del Departamento del Atlántico.


“ Yo no soy de por aquí, yo soy muy barranquillero/ nadie se meta conmigo, que yo con nadie me meto”, ay me voy pa la Habana y no vuelvo mas/ el amor de Carmela me va a matar… con solo oir este aparte del tema ‘Me voy pa’ La Habana’, aflora el sentir del barranquillero, del ñero ñero, el currambero (como también se le conoce al nativo de Barranquilla) porque  esa frase encierra algo de su ciudad; su gentilicio contenido en esa composición poética con rima consonante, acentuándose en su nacionalidad y el mérito de haber nacido en la arenosa representa la pujanza, valor y coraje de un pueblo que ha gozado a través de la historia por sus canciones; la mayoría de su propia autoría y él ha sido un icono, un baluarte de la cultura representada en la música que la ha dibujado para mostrar las buenas costumbres y convivencia de nuestro país...


Todo ese bagaje de sabor caribeño que con el alma y el corazón impuso en esa orquesta Nelson Pinedo, posicionó aún más a Colombia ante el mundo como el país productor de grandes artistas, que era aplaudido por sus compatriotas por el honorable orgullo nacional, sin desconocer la calidad que sus otros compañeros de gran talla poseían , Nelson interpretó varios sones , varios estilos que lo destacaron con su voz tenor, como uno de los grandes de la Sonora Matancera con temas además pegajosos como: ‘Quién será?’, ‘La esquina del Movimiento’, ‘Momposina’, ‘El Muñeco de la Ciudad’, ‘Corazón Sin Puerto’, ‘Sabrosito Así’, entre otras.


Ha formado parte de otras agrupaciones musicales, entre ellas: La Orquesta de Pacho Galán, Chucho Sanoja, Porfi Jiménez, Nelson Alizo, Tommy Olivencia, Cortijo y su Combo, Tito Rodríguez, La Sonora Caracas, Ray Pérez, Memo Salamanca, Chucho Rodríguez, Nelson Henríquez con quien cantó algunos temas a dos voces.

 

SU VIDA

La vida de Nelson Pinedo tuvo sus inconvenientes, como muchas de artistas de extracción popular, nos comentó su íntimo amigo Markoté Barrios Ariza en una de sus infinitas charlas,  cuando trabajamos juntos en el Diario La Libertad de Barranquilla, que su señora madre fue Rosa Amelia Fedullo Murillo conocida como “La Mona” Fedullo, ella convivio con Alejandro Barranco, un músico, compositor y flautista quien no tuvo que ver ni con la madre ni con Nelson; ella anterior a este gran valor nuestro había tenido a Marco Tulio su hermano mayor quien le llevaba cuatro años en edad.


Un  señor de nombre  Julio Pinedo  se enamoró de la “ Mona “ Fedullo y se los llevó a vivir con él a su casa tomándole cariño a Napoleón ( Nelson) por su forma de ser alegre y travieso, hasta el punto que lo reconoció como hijo suyo, dado a que con la madre del cantante no tuvo familia, lo crió y lo matriculo en el Colegio Salesiano de San Roque localizado en el barrio vecino que lleva ese nombre.


La casa de Nelson Pinedo estaba ubicada en ese entonces en la calle Santa Isabel (26), entre Bocas de Cenizas (28) y Vesubio (29), un sector diferente donde había nacido y fue allí precisamente cuando hace pocos días el colega Guillermo Martínez en las redes sociales recordó que este valor nuestro visitó hace aproximadamente 40 años el inmueble  donde nació, le solicitó a la dueña de la vivienda, s Julia Viles de Esparragoza, para que lo dejara seguir al patio para ver si aún estaba en el mismo lugar el “ palo de uva” donde tarareaba canciones infantiles, las que inventaba. Allí con los vecinos intercambio anécdotas acerca de su niñez-sostuvo. En esa visitaba improvisada lo acompañaron Gustavo Castillo García, Jairo Avendaño y el cantante ‘Porfi’ Jiménez.

 

SITUACION DIFICIL
A raíz de la situación económica que comenzó a afectar a la familia Pinedo desde muy niño hasta su edad estudiantil hizo que  solo alcanzara  estudiar hasta el cuarto año de bachillerato o educación secundaria. Se dedicó a corresponderle a su padre adoptivo a ayudar a su mamá y hermano, realizando trabajos eventuales diversos y haciendo un esfuerzo especial concluye la secundaria por las noches consiguiendo esa hazaña gracias al apoyo de un profesor particular a quien contrató.


 Nelson además de inquieto era aplicado y aprovechó los cursos que por correspondencia llevaban a cabo las academias educativas nacionales, las que aprovechaba las familias que no contaban con recursos propios para sobresalir y realizó un curso de inglés, graduándose como ‘Corresponsal Bilingüe’.


Continuando con su interés de sobresalir, realizó oficios varios, luego ingresó como vendedor en un almacén de telas y en varias empresas; laboró además como contabilista en la empresa de aviación Lansa, hasta llegar a ser empleado en la Oficina de Correos y asistente del inspector de caja del Banco de Colombia,

MUERE SU PADRE ADOPTIVO
A la edad de 17 años Nelson sufrió un enorme dolor al, perder a su padre de crianza Julio Pinedo quien falleció víctima de un fulminante infarto, quedándose solo con su madre, debido a que su hermano mayor se independizó y desde ese momento no lo volvió a ver más nos  comentó Markoté Barros Ariza quien por su gran amistad con el “ pollo” siempre se encontraba con él en sus visitas a Barranquilla.


Una  gran oportunidad se le presentó en la vida  al inscribirse en uno de los tantos concursos radiales que había en la ciudad en varias emisoras entre ellas Emisoras Unidas – que quedaba entonces en la calle 34 o Paseo Bolívar entre carreras San Roque ( 36) y Avenida los Estudiantes ( 38) y la Voz de la Patria en la calle 44 entre carreras 44 y 45. Sin embargo tuvo su experiencia en Emisoras Variedades de la calle Real ( 33) entre carreras San Roque ( 33) y Estudiantes ( 38).


Se  inscribió en el espacio conocido como “El Palacio del Aire”, bajo el nombre de Napoleón Pinedo, pero el director del concurso de radioaficionados, el locutor antioqueño Miguel A. Ruiz le recomienda escoger otro nombre y eligió entonces  su segundo nombre, Nelson y con ese nombre nació como cantante aunque por ser primera vez solo obtuvo el tercer puesto en dicho concurso.

 

SU PASO POR LA RADIO
Posteriormente uno de sus admiradores que fue el veterano locutor Oswaldo Villanigro y quien le venía haciendo un seguimiento por su inconfundible voz le invitó a que se vinculara en la emisora La Voz de la Patria, que estaba ubicada en esa época- relató Markoté en el edificio Cardona Hermanos, en la carrera Mercado (42) entre las calles Comercio (32) y Real (33), frente a la Plaza San Nicolás donde comenzó a realizar turnos nocturnos acompañando a Villanigro que dirigía y presentaba un programa de música norteamericana llamado “Bajo Los Techos de Manhattan”.


El propietario de la emisora, Don Clemente Vasallo, de origen italiano al percatarse de los estudios de inglés que este poseía lo encarga de la traducción de las noticias en inglés las que provenían de otras naciones las que informaban todos los sucesos y resultados de la Segunda Guerra Mundial, con sus respectivas acciones, siendo un resultado positivo para este cantante que asumió un rol distinto al de cantar y componer pero le agradó su trabajo, el que realizó con mucho cariño.


Relatar todo lo hermoso que nos ha dado Napoleón Pinedo o Nelson , quien hasta artista de cine fue y por todo lo que representa para la cultura del país y de manera especial para Barranquilla, merece que este aporte que le hará el gobierno Distrital con una casa y la atención para él y su familia, sea algo que quede en la mente de los barranquilleros, como algo social y destacar así mismo el apoyo o la misión de quienes comenzaron a preocuparse por su suerte y hacer el llamado respectivo para que esto sea posible. Comunicar es la hermosa labor que tenemos quienes ejercemos este importante papel tan loable dentro de la sociedad.

 

UNA GRAN OPORTUNIDAD
Las oportunidades hay que aprovecharlas cuando Dios se las brinda y es por eso en que a Nelson se le presenta, cuando Julio Lastra un saxofonista costeño director de la agrupación Los Olímpicos del Jazz le correspondía actuar en La Voz de la Patria con sus muchachos  en una  presentación  de un sábado por la noche  y  por coincidencia el cantante suyo no llegó.


Este fue informado por un artista suyo que en esa misma emisora que allí trabajaba Nelson Pinedo y sin pensarlo lo llamó para que superara este inconveniente ante la falta del cantante titular; esto se debió gracias a la recomendación de Manolo Pulido quien era cantante de temas rítmicos de esa agrupación; este le pide al barranquillero para que remplace a quien no se presentó y en su actuación  interpretó el bolero “ MI cariño” .Como hubiera dicho en estos tiempos el maestro Marcos Pérez Caicedo; El cantante Nelson Pinedo entra de emergente y la bateó de jonrón en el escenario. Esta actuación le abrió todas las puertas.


Julio Lastra quedó tan entusiasmado  con la actuación de  Nelson que le pidió que renunciara a   su trabajo en la emisora para que se fuera con el como cantante lo  cual gustosamente aceptó porque esa era su gran oportunidad además de  que éste por estar trabajando en ese lugar  se sabía de sobra  el repertorio de boleros de la agrupación lo que le facilitó las cosas. Como vocalista de planta de Los Olímpicos del Jazz interpretó en su primer número “Una Muchacha Bonita”, balada en inglés al estilo del trombonista norteamericano Glenn Miller.

 

NUEVAS OFERTAS
Siguieron lloviendo ofertas y así como la historia lo cuenta Nelson Pinedo dio chicle en todas las oportunidades que le ofrecieron;  con el maestro trompetista Francisco “Pacho” Galán, director desde 1945 de la orquesta Emisora Atlántico Jazz Band quien le solicitó los servicios de Nelson como cantante, En la Atlántico Jazz Band, el cantante era quien se encargaba de los temas románticos en inglés y en español, junto a sus compañeros, también cantantes el guarachero Gilberto Castilla “Castillita” y el bolerista Jaime García.


Nelson viajó a Venezuela con la orquesta de Luis Alberto Rodríguez Moreno y sus hermanos: Pompilio, baterista; Efraín, conguero, y Tomasito, cantante que posteriormente sería el vocalista estrella de la orquesta de Pacho Galán
Con esta organización musical efectuó su primera grabación, en un disco de 78 r.pm., el bolero cubano “Mucho, Mucho, Mucho”, con el respaldo de una guaracha en la voz de Tomasito Rodríguez. El disco fue grabado en el sello Ondas del Lago, en Maracaibo, bajo la dirección de Nicolás Vale Quintero.

 

REGRESO A BARRANQUILLA
Al retornar a nuestra ciudad , entró a formar parte del conjunto del maestro Antonio María Peñaloza Cervantes allá por los años 1950, el que cumplía actuaciones en bailes y centros nocturnos. Al siguiente año, la agrupación se transforma en una orquesta tipo jazz band, con tres trompetas, cuatro saxos, dos trombones, piano, bajo y percusión: batería, bongó y tumbadora.


En 1951 se presenta con gran éxito ese año, en el Country Club y en el Club Barranquilla con lleno a reventar. El repertorio lo componían temas bailables colombianos y música norteamericana interpretada por Nelson Pinedo.
Fue tan grande su triunfo que tuvo con el maestro Antonio María Peñaloza y en el ámbito nacional, que el empresario de origen alemán Juan Danielson viaja a Barranquilla para contratarlo como director de una agrupación que se debía presentar por una temporada en La Casbah en Bogotá. Ante esta situación Antonio Peñaloza le impuso llevarse al bajista José Ramón Herrera, el baterista Reyes Cervantes y el cantante Nelson Pinedo; así los cuatro músicos viajaron a Bogotá el 11 de abril de 1951. En el centro nocturno La Casbah, ubicado en la calle 23 entre la carrera séptima y quinta, la orquesta de Antonio María Peñaloza con Nelson Pinedo marcarían toda una época del auge de la música costa atlántica en el interior del país, posicionando al sitio como uno de los mejores en la época.


Markoté Barros decía que Nelson era tan agradecido que en cada una de sus presentaciones le agradecía en primera instancia a Dios por la voz que le dio y a su padre adoptivo Julio Pinedo por haberlo educado y apoyado en el momento en que más lo necesitaba.


Con todas satisfacciones que le brindó el país y en especial a la ciudad, se le ha organizado un plan especial para regrese en noviembre a quedarse en la Puerta de Oro de Colombia por lo tanto recibirá una casa y un dinero cada mes. Esa posibilidad la manejaba Ley Martin, pero nunca se logró. El la dio a conocer esa inquietud de hacer volver a Nelson Pinedo como apoyo y reconocimiento a su loable paso por la vida en lo musical y en lo cultural para que viviera en otras condiciones.


Además de Ley Martin otras figuras como Nelly Romero, Guillermo Martínez y el personal de Zona Cero info, Atlántico en Noticias, entre otros, se sienten contentos porque el sueño será una realidad. La ministra Elsa Noguera, el alcalde Alejandro Char y el secretario de Cultura Juan Jaramillo han dado una muestra de interés para que en noviembre volvamos a tener con nosotros al hombre del Sabrosito. Así: “Sabrosito así mueve la cintura Inés/ parrandeando va la cadera con los pies, con tambores y maracas ehhh el ritmo es bien sabrosón”.

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload