Desarrollado por la Dirección de Nuevos Medios, ProDignidad SAS.       Plantlla : WIX     2019

¿Qué haría yo por la paz?

October 1, 2016

Consultamos a la ciudadanía ¿qué haría por la paz? Por la paz en su hogar, en su barrio, en su ciudad, en su país... Estas son las respuestas.

 

ALEJANDRA SEGURA, periodista, RTVC Sistema de Medios Públicos

“Por la paz de Colombia estoy dispuesta a ponerme en la piel de los campesinos desplazados, de las viudas, de los huérfanos y de las madres a quienes cruelmente la guerra les ha arrebatado a sus hijos de las manos, para de esta forma ser más consiente que es necesario decir SI a la paz. Porque es muy fácil decir NO cuando no se han sufrido de cerca los estragos de estos más de 50 años de crueldad”.

 

CARLA ARCILA, periodista, RCN TV.

“Por la paz estoy dispuesta a fortalecer mi paz interior para irradiar amor a todos aquellos que me rodean. También le apuesto por enseñarle a mi hija la importancia de convivir sanamente y en paz. A nivel profesional me comprometo a informar imparcialmente y a llegar a todos esos lugares a donde tenga que llegar para mostrar la verdad de este nuevo proceso que comenzamos con la búsqueda de la anhelada paz. No queremos más esta guerra absurda que ha azotado a nuestro país por más de cincuenta años”.

 

JUAN CAMILO MERLANO, periodista, Caracol TV.

“Por la paz me comprometo a no desinformar, dar información verídica en la medida de lo posible.

También puedo hacer pedagogía en mi barrio y en mi entorno laboral con el fin de que las personas se enteren del contenido real de los acuerdos y no se basen simplemente en lo que la gente dice, me comprometo a documentarme antes de publicar cualquier trabajo periodístico.”

 

DANIEL TORRES, funcionario de Corte Constitucional.

“En primer lugar, por la paz saldré a votar por el si el domingo dos de octubre. También me comprometo a ser más tolerante con aquellas personas con las que tengo diferencias, seré muy honesto conmigo mismo y con los demás para tratar de que siempre haya un estado de paz en mí y así poderlo irradiar a los demás”.

 

CAMILO SERRANO, estudiante de Derecho.

“Por la paz me comprometo a defender la vida en todo el sentido de la palabra. No hablo solo de la vida humana, sino que me comprometo a defender la vida de los animales, de las plantas, puesto que el hecho de que atentemos contra nuestro ambiente, hace que atentemos también contra nosotros mismos. Por eso, es necesario que creemos conciencia para que se hable del respeto a la vida, pero en un contexto más racional”.

 

JOSÉ ANTONIO ESQUIVEL, estudiante de Derecho.

“Me comprometo a ser más tolerante con mi familia, porque, por ejemplo, ellos no están de acuerdo con el proceso de paz y seguro votarán por el no. Me comprometo a tratar de explicarles –sin alterarme-, las ventajas de votar por el sí, y me comprometo a no juzgarlos si no cambian de parecer”.

 

JHON MORENO, abogado litigante.

“Para que haya paz en Colombia, creo que hay que empezar por casa. Yo me comprometo a dar ejemplo a mis hijos, formándolos bien, enseñándoles que primero debemos ser persona, también que tengan presente que una persona educada tendrá las puertas abiertas en cualquier lugar sin necesidad de usar la violencia, y con mi pareja me comprometo a tratarla bien, con respeto. No podemos hablar de perdón, si no nos perdonamos entre nosotros mismos”.

 

XIMENA DÁVILA, estudiante de Derecho.

“Por la paz estaría dispuesta a reconocer al otro como igual y a hacer todo lo posible para que siempre haya un ambiente de reconciliación, tanto en mi vida personal, como en el ámbito laboral. En mi barrio me comprometo a fortalecer la empatía con las personas y a servir de puente para que otras personas lleguen al diálogo y no sea necesaria la violencia para solucionar los problemas o las diferencias”.

 

LAURA CARVAJAL, estudiante de Derecho.

“Es primordial respeta a las personas y las diferentes convicciones y visiones del mundo. Me comprometo a ser un poco más tolerante con aquellos que tengan ideologías políticas diferentes. Argumentaré y defenderé mi posición sin pretender que los demás cambien su posición. Promoveré el debate en mi universidad”.

 

 

DUVÁN CARDONA, estudiante de Derecho

“La paz se construye con esas pequeñas acciones de cada uno de nosotros y que a veces pensamos que no marcan la diferencia, como no pasarnos el semáforo en rojo, no botar papeles a la calle, saludar amablemente, despedirse. Estas simples acciones son las que construyen país. Yo me comprometo a seguir cultivando estas buenas acciones”.

 

JHONATAN NIETO, abogado

“Creo que para que haya paz, lo primero que se debe hacer, es servir a los demás. No tenemos que estar solamente en nuestros proyectos y actividades, sino tratar de colaborar con los demás. Me comprometo a trabajar para que en mi entorno haya una mejor cultura. Por ejemplo, yo me comprometo a ser cada día un mejor padre, un mejor hijo y un mejor hermano. Como abogado me comprometo a que en vida prevalezca la ética”.

 

GEOVANNY BOLÍVAR, comerciante, Sector San Victorino.

“Por la paz me comprometo a no responder a la agresividad con la que algunas personas del comercio reaccionan. Seré un hombre que prefiere el diálogo a los puños, y las buenas palabras en lugar de los insultos. También, en el barrio, me comprometo a llevar un comportamiento ejemplar, buscando siempre que los vecinos vean y apliquen comportamientos que cultivan la paz”.

 

JULIÁN ANDRÉS SANABRIA, estudiante de Derecho.

“Me comprometo a ser más respetuosos y más tolerante en el día a día. En ocasiones, las personas que residimos en la capital reaccionamos de manera agresiva ante las situaciones que se nos presentan en el transcurso del día. Por la paz: me comprometo a contar hasta diez cada vez que se me presente un altercado con alguien y así sabré reaccionar sin necesidad de recurrir a la violencia o a los malos tratos”.

 

JOSÉ ALFREDO CAICEDO, abogado

“Soy consciente, como ciudadano, que la paz empieza por cada individuo. Estoy dispuesto a buscar mi paz personal, para llegar a una paz total. Estoy dispuesto a perdonar y prestarme al diálogo en todos aquellos ambientes en los que a veces no es tan fácil llegar a un consenso. Me ofrezco, además, como mediador para apoyar a aquellos que quieran acabar sus conflictos”.

 

NATALY CAMACHO B., comerciante.

“Yo me comprometo a ser más tolerante con mi esposo. Reconozco que a veces no tengo la suficiente paciencia. Para que haya paz pensaré, analizaré y después responderé. Finalmente, la paz empieza por cada uno de nosotros con aquellos que amamos. Yo amo a mi esposo y procuraré que vivamos de la mejor manera posible”.

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload